Publicidad
Farándula - 31 enero, 2018

Diomedes se fue de retoques y se bañará en bronce

La actual silla de El Cacique, que será devuelta este viernes, pasaría a un corregimiento de Valledupar toda vez que una nueva figura será establecida en la glorieta Los Juglares.

Retirado Diomedes de la silla, su regreso se espera para este viernes. Así lo anunció el escultor Jhon Peñaloza. / Leonardo Alvarado
Retirado Diomedes de la silla, su regreso se espera para este viernes. Así lo anunció el escultor Jhon Peñaloza. / Leonardo Alvarado

Con llaves, pinzas, destornilladores y la fuerza física que implicaba, Jorge y su hermano Jaider Pérez, ‘desbancaron’ a Diomedes Díaz de la silla en la que permaneció sentado hasta ayer martes en la glorieta Los Juglares, ubicada en el balneario Hurtado de Valledupar.

Desde el 26 de mayo de 2017, cuando fue develado por el alcalde Augusto Ramírez Uhía y toda una romería de seguidores, ‘El Cacique de La Junta’ estuvo esperando a sus seguidores que llegaban a fotografiarse para el recuerdo. Lo hicieron de todas las formas; se inventaron poses, le hicieron desagravios, las mujeres lo seducían y lo último, que ocurrió el domingo anterior, un grupo de personas lo bañaron de maicena.

la escultura de Diomedes Díaz volviera a la silla/ Leonardo Alvarado

A las 8:52 de la mañana, los escultores Jhon Peñaloza Almanza y Carlos Misael Martínez Bello, en cumplimiento al permiso entregado por la Secretaría General de la Alcaldía de Valledupar autorizaron el desmonte de la imagen de Diomedes. Lo llevaron al camión NQR Reward de placa TDS-672 y lo guardaron en el vagón.

Pero algo no planificado pasó. Como era Diomedes, sorpresivo en sus comentarios y apariciones, un grupo de turistas, oriundos de Flandes, Tolima, arribaron al sitio con el sueño de tener la imagen con el máximo ídolo de la música vallenata. “Se lo llevaron y nosotros viajamos 18 horas para tomarnos la foto con Diomedes. ¿No hay nada qué hacer?”, exclamó Shirley Yara a quienes quitaron la imagen.

Jhon Peñaloza aceptó el clamor de los ‘diomedistas’ y fue así como la figura regresó a su sitio. Fueron 10 minutos nada más. En ese lapso apareció la pequeña Mía Gabriela Calderón, tolimense de nacimiento, y con la inocencia de una niña de dos años se volcó a Diomedes: se sentó en sus piernas, le tocó la boca, lo abrazó y al final le besó el hombro y la cara. Todo un espectáculo, como diría el cantautor guajiro.

El grupo de tolimenses solo disfrutó un espacio corto con el papá de Martín Elías, porque a las 9:12 lo volvieron a ‘desbancar’. Como ellos, cerca de 2.000 personas llegan a diario a ver la estatua del cantante, hecho que generó que en menos de un año de ser instalada debieran intervenirla, con retoques en la pintura y otros puntos.

Esta escultura nació como un atractivo turístico para Valledupar, pero también como homenaje a Diomedes Díaz. La administración municipal invirtió $42 millones.

Llamado al cordura

El escultor Jhon Peñaloza Almanza habló con EL PILÓN sobre los trabajos de reparación y el nuevo proyecto de la Alcaldía con la figura de Diomedes, que incluye la puesta en marcha de una nueva figura pero en bronce.

“Es hora de hacerle un mantenimiento correctivo a la estructura y eso es lo que estamos haciendo. La retiramos, la restauramos y el viernes volvemos a ponerla”, explicó el artista de las artes plásticas.

Argumentó que a pesar de retirar la escultura, la presencia de los turistas de Flandes, Tolima, le conmovió el corazón y por eso consideró que debía bajarse. “No podíamos quitarles la intención de tomarse su fotografía. Son satisfactorias las visitas a la escultura y por eso queremos ofrecerle a la gente un tipo de trabajos para que sea de mejor presencia para ellos”.

Esta comitiva llegó de Flandes, Tolima, y ocasionó que la escultura de Diomedes Díaz volviera a la silla después de ser retirada para su restauración./ Leonardo Alvarado

Según declaró Jhon Peñaloza, “próximamente quedará bañada en bronce, ese es un nuevo proyecto de la Alcaldía de Valledupar. Ahorita (el viernes) volverá en resina (como está hoy), pero en cuatro o cinco meses quedará totalmente en bronce; es necesario que se haga en ese material porque sufrirá menos”, sostuvo al intuir los hechos bochornosos donde se suben sobre la estatua, hecho que podría ocasionar su daño.

Para finalizar, Peñaloza recomendó a los seguidores del cantante y turistas en general, “que la cuiden, que tengan sentido de pertenencia con la escultura, con esta y todas las demás, especialmente con Diomedes porque es la que recibe mayor interacción”, advirtió antes de llevarla al taller donde la restaurarán, que está situado en la carrera 13 con calle 36, en el barrio 12 de octubre de la capital del Cesar.

Bañado en bronce

El secretario General Municipal, José Juan Lechuga, dijo en diálogo con este medio de comunicación que el constante contacto del público sobrepasó las expectativas de la administración local y eso generó un pronto mantenimiento, que es hecho por cuenta de los escultores y no con recursos del Municipio.

“No contábamos con el gran impacto de la escultura y tampoco con la falta de cultura ciudadana de personas que por las mismas redes sociales observaba el trato inadecuado, eso llevó que a la misma estatua se le dañaran las manos, algunos le quitaron la cadena, una fantasía que simula el diamante también fue dañado y el roce con las personas, hizo que la pintura perdiera la calidad”, lamentó el funcionario.

La silla de El Cacique incluye una banca en estructura metálica, con listones de madera en donde está sentada la imagen.

“El contrato de compra de la escultura incluye los retoques se le harán. Adicionalmente, por directriz del alcalde Augusto Ramírez Uhía, se suscribió un contrato la semana pasada para la realización de Diomedes, pero ya no será en resina sino un fundido en bronce”, manifestó Lechuga.

Mía Gabriela Calderón, tolimense de nacimiento, aprovechó para besar a Diomedes antes de que se lo llevaran/ Leonardo Alvarado

La actual silla de Diomedes, que será devuelta el próximo viernes, pasaría a un corregimiento de Valledupar y el más opcionado hasta ahora es Patillal, toda vez que la nueva figura será en bronce reforzada con varillas a nivel interno.

“Posiblemente para festival tengamos la nueva estatua, pero en bronce, para terminar de inmortalizar la obra de ‘El Cacique’. Esta banca, la que entró en mantenimiento, la trasladaremos a Patillal o alguno de los sitios de la ‘Ruta de El Cacique’. Estamos mejorando la oferta turística porque ya es un referente a nivel nacional”, puntualizó José Juan Lechuga.

La inversión para este nuevo proyecto asciende a los $140 millones y está ligada a otra del orden cultural y artístico.

Por Carlos Mario Jiménez
Carlos.jimenez@elpilon.com.co