31 agosto, 2018

Derroche para el olvido

Los egipcios se destacaron en crear obras colosales que son vestigios de sociedades antiguas encontrado construcciones como las pirámides de Gizeh, la esfinge, templo de Karnak, templo de luxor, etc. Como los egipcios en Valledupar se ejecutan obras descomunales, anunciadas con sobrada fastuosidad; la Plaza Alfonso López le está costando al municipio ocho mil millones […]

Los egipcios se destacaron en crear obras colosales que son vestigios de sociedades antiguas encontrado construcciones como las pirámides de Gizeh, la esfinge, templo de Karnak, templo de luxor, etc.

Como los egipcios en Valledupar se ejecutan obras descomunales, anunciadas con sobrada fastuosidad; la Plaza Alfonso López le está costando al municipio ocho mil millones de pesos, ignorando que existen en esta ciudad problemas cuyas soluciones siguen aplazadas preferir el cemento para hacer plazas y parques, plazas y más parques; porque la concepción de buena administración actualmente es anunciar gastos millonarios en obras que pueden ser muy bonitas pero no resuelven las profundas crisis que tiene el municipio en distintos campos. Los primeros afectados son los comerciantes vecinos de la plaza que tuvieron que cerrar sus negocios, así le ocurrió a Darío Ariza a quien citan en la sala de juntas de la alcaldía para discutir el problema con el alcalde, pero todos asisten menos el alcalde, burlándose del pobre ciudadano.

Las cifras de desempleo parecen no importarle al alcalde Daniel Augusto Ramírez, ubicándose Valledupar en un vergonzoso tercer lugar, por lo que se está exigiendo una seria política pública para el empleo, aumentan los casos de suicidio y al respecto el municipio también carece de una política pública para prevenirlo, pero se gastan otros millonarios recursos en programas que hasta el momento han mostrado ser inútiles como “cultura ciudadana” y “la familia es lo primero”. Esta semana se levantaron los vendedores informales de la galería exigiendo garantías para su oficio, pero si el alcalde no se preocupa por los índices de desempleo poco podrá ofrecerles, porque es una administración que no plantea alternativas como ocurrió con los vendedores de las orillas del río Guatapurí; también protestaron los transportadores por la ausencia de la administración en el sector, no sienten la institucionalidad para establecer medidas que permitan doblegar fenómenos como la piratería y colocar en marcha por fin un sistema estratégico de transporte, sumado a esto el SIVA funciona como una secretaría de obras por demás cuestionada, pero hasta la fecha su objetivo remediar la movilidad de los vallenatos sigue en espera.

Otro gran problema de la administración gira entorno a los docentes, aún no les paga la prima y el sueldo de Diciembre por causas que la administración no ha podido explicar. Pero no importa vamos a tener una plaza muy bonita y demasiado costosa que nos hará olvidar esos problemas como lo olvida el alcalde que anuncia esos gastos suntuosos como si estuviera en medio de la más alucinante sensación orgásmica.

Por Carlos Andrés Añez

Siguenos como @El_Pilon