10 enero, 2020

Deportes arraigados en la juventud en el San Jorge

Seguimos nuestro recorrido indagando sobre las actividades que realiza la comunidad hasta llegar a la casa de Edgardo Ferreira, quien es el coordinador de deporte de la Junta de Acción Comunal, él asegura que la junta lleva más de 40 años trabajando en pro de los habitantes del sector para que las personas se sientan seguras y satisfechas.

FOTO/SERGIO MCGREEN.

Seguimos nuestro recorrido indagando sobre las actividades que realiza la comunidad hasta llegar a la casa de Edgardo Ferreira, quien es el coordinador de deporte de la Junta de Acción Comunal, él asegura que la junta lleva más de 40 años trabajando en pro de los habitantes del sector para que las personas se sientan seguras y satisfechas.

Nos comentó que el desarrollo deportivo y educativo de los jóvenes es un propósito por el que la comunidad trabaja; debido a esto se conformó un equipo de microfútbol femenino y masculino y un equipo de voleibol femenino para mantener alejados a los jóvenes de las drogas y las calles, según Edgardo Ferreira.

Esta iniciativa inició hace 10 años y a la fecha ha dado buenos resultados de acuerdo con el líder comunitario, porque la juventud del barrio participa y le gusta el deporte. La organización barrial todos los años realiza juegos intercomunales desde el 26 al 30 de septiembre, en dicho torneo participan los equipos del barrio Cinco de Noviembre, Sicarare, entre otros sectores vecinos que incitados por las actividades deportivas conviven con el barrio San Jorge en un ambiente de competencia sana.

VÍAS DE MUERTE

Teníamos que mirar reiteradamente los carros cuando íbamos a cruzar las calles del barrio San Jorge, porque sus habitantes nos advirtieron de la falta de señalización y reductores de velocidad que han propiciado más de 30 accidentes en el sector de acuerdo con Edgar Ferreira.

El mal estado de las calles por las que circulan los automóviles, motos y bicicletas es una constante preocupación para la comunidad porque se presentan accidentes de tránsito que han provocado siniestros viales en las calles del “tránsito de la muerte”.

La falta de señalización y reductores de velocidad ha provocado múltiples accidentes de tránsito en el sector. FOTO/SERGIO MCGREEN

Según Ferreira, en la calle 23 con carrera 6A y en la calle 22 con carrera 6, permanentemente ocurren choques entre autos y motos porque ha aumentado la circulación en el sector debido a la cercanía que tiene con el Centro Comercial Mayales Plaza. La comunidad asegura que las calles del barrio que antes no eran tan transitadas, desde la apertura de los ‘mayales’ los vallenatos las utilizan como ‘atajos’ para llegar más rápido al centro comercial.

Aseguran que es un peligro porque al no haber señalizaciones transitan muchos vehículos por la vía sin bajar la velocidad ni hacer el debido ‘pare’ para ceder el paso en los cruces y esto causa los múltiples accidentes.

UN COMPARTIR EN COMUNIDAD

El barrio San Jorge se viste de fiesta, el 11 de noviembre, para celebrar medio siglo de vida que ha visto nacer, crecer y progresar a los muchos habitantes que han pasado los mejores años en este amable y cordial barrio de la ciudad de Valledupar.

Hacen las diligencias pertinentes para el cierre de la calle 23, para que desde las nueve de la mañana hasta las cinco de la tarde los habitantes del barrio disfruten y gocen de las actividades lúdicas que cada año realizan sin falta para enaltecer su hogar.

Para celebrar esta fecha, un miembro de la comunidad tres o cuatro días antes con un megáfono recorre las calles del barrio invitando a todos los habitantes a un compartir en honor al cumpleaños del sector. Programa de la festividad: actividades deportivas, rifas, venta de almuerzos y una comida comunitaria para compartir una tarde agradable en compañía de los vecinos, según Lilian Quintero, tesorera de la Junta de Acción Comunal.

Comentó que el año pasado se presentaron dos grupos de artistas para animar la celebración además de actividades relacionadas con el futbol, microfútbol, bolos entre otras actividades para que los jóvenes y niños se integraran con mayor facilidad en la actividad.

Esta comunidad que se caracteriza por tener arraigados valores éticos y una sólida cultura ciudadana continúa esforzándose por tener un espacio de convivencia nutrido por la cordialidad y la unión en sus habitantes, para avanzar en pro del mejoramiento del sector y de esta manera seguir forjando en sus calles valores y principios que contribuyan al progreso de la ciudad.