26 octubre, 2021

Denuncian que lixiviados del botadero ‘Las Bateas’ están cayendo al caño ‘El gallinazo’ en Aguachica

Preocupante situación sanitaria reportan desde el municipio del sur del Cesar, donde la sobrecarga de residuos sólidos está afectando a los caños.

El caño ‘El gallinazo’ está ubicado en el municipio de Aguachica, Cesar.
FOTO: CORTESÍA.

El caño ‘El gallinazo’, ubicado en el municipio de Aguachica, sur del Cesar, en los últimos tiempos se ha visto afectado debido a los lixiviados que salen desde el Parque Tecnológico Las Bateas.

Ante esta problemática, el exconcejal Daynis Peláez realizó una denuncia, pues considera que las pocas fuentes hídricas con las que cuenta esta población están siendo afectadas. “Actualmente se puede ver que en los pocos recursos hídricos que posee Aguachica están siendo afectados, puesto que el líquido que sale del botadero caen primero al caño ‘El gallinazo’, posterior a la quebrada Buturama y este por último va al caño ‘Corredor’”, indicó el exconcejal.

Asimismo, indicó que Aguachica no toma el servicio de acueducto de un río como sucede en Valledupar, sino que el suministro del líquido se extrae desde las profundidades con pozos y los lixiviados que están contaminando pueden llegar a las aguas subterráneas.

Lea también: Sindicato de BG Salinas bloquearon el yacimiento Salinas de Manaure

Otro de los problemas indicados por el ciudadano es el que se vive con la proliferación de agentes contaminantes. “Las personas que tienen fincas cercanas a este lugar ven cómo los animales de cría sufren las consecuencias, puesto que consumen el agua contaminada”, dijo. 

BASURAS DE SANTANDER

Hace unos meses, la Superintendencia de Servicios Públicos ante la necesidad de cerrar el botadero de la ciudad de Bucaramanga, dispuso de los servicios del relleno sanitario en Aguachica, sin embargo, por las presiones ejercidas por la comunidad y el alcalde no fue tenida en cuenta esta opción.

Le puede interesar: Sin agua y con la energía quemando electrodomésticos, los padecimientos de los habitantes de Astrea

Posterior a esto, la empresa de aseo de Bucaramanga, EMAB, comunicó que se había dispuesto el botadero durante otros meses. Algo que según el exconcejal Peláez fue una victoria de la comunidad porque el desastre ambiental hubiese sido mayúsculo.

“En la actualidad con los residuos sólidos que se reciben estamos teniendo problemas por falta de espacio para el depósito y la contaminación que esta genera, no me quiero imaginar si se recibían basuras de una ciudad tan grande como Bucaramanga. Por fortuna, la población se pronunció y logramos evitar que se trajeran ese problema a nuestro municipio”, finalizó.

De igual manera, Robinson Manosalva, alcalde de Aguachica, en su momento comunicó el descontento que desde su administración se tenía por la decisión de enviar basuras al botadero ‘Las Bateas’: “En ningún momento voy a permitir que Aguachica sea la cloaca de Santander y el área metropolitana para que sean traídos los desechos. Aguachica no está preparada para esto”.

POR: JHOSER BERMÚDEZ