21 noviembre, 2019

Del Cóndor legendario, al cóndor herido

La casualidad nos atrapa de muchas maneras. Parece macondiano que alguien de nombre Iván, R. Duque, tenga como alias, Ernesto Báez, con la importancia de llamarse así, igual a la obra de Oscar Wilde. Nos deja atónitos. Y lo peor, escoger para morirse de un paro, precisamente cuando el país no habla de otra cosa […]

La casualidad nos atrapa de muchas maneras. Parece macondiano que alguien de nombre Iván, R. Duque, tenga como alias, Ernesto Báez, con la importancia de llamarse así, igual a la obra de Oscar Wilde. Nos deja atónitos. Y lo peor, escoger para morirse de un paro, precisamente cuando el país no habla de otra cosa en toda la semana, claro en él fue cardiovascular, algo tan cercano a quienes defienden tesis de mano firme y corazón grande.

Hace pocas horas, la Fiscalía General de la Nación escucha a dos jóvenes exsecretarios de Educación del Cesar para rendir explicaciones de costos y contratos sobre alimentación escolar, mientras los verdaderos maestros se alimentan de esperanzas y el mayor y más antiguo centro universitario de Valledupar, la Universidad Popular del Cesar, UPC, cumple 43 años de funcionamiento, muy a pesar que análisis inserios – porque nada serio pasa por ahí- afirman tener 3 años de academia y 40 de líos.

Esta semana inició con fotos en Soho de la hija de la Merlano, excongresista tía del hombre araña, ya su caso está olvidado, ni las autoridades la buscan; aquí cada noticia muere al rato, otra superior se encarga de ello.

En lo local los nuevos concejales haciendo alharaca en tan poco tiempo, mientras aparece una mano invisible y todo será belleza y cuentas claras para todos, al fin y al cabo la familia siempre es lo primero. Déjenlos gozar sus 15 minuticos de fama. Tal vez, uno de los eventos más importantes o victorias finales de la actual administración es la reunión de científicos investigadores para el tercer Congreso del Cóndor Andino, llegan de España, Portugal, Estados Unidos, Ecuador, Perú, Bolivia, Argentina y Chile, a finales de noviembre hablar de alas largas y garras cortas.

Muy seguramente habrá en este caso primeras plumas, nos estrenamos en la Red de Ciudades Creativas de la Unesco, entre las 66 nuevas localidades y llegamos a 246. Qué triunfo. Será bueno escuchar con filarmónicas clásicos del vallenato, como “El cóndor legendario” de Los Zuleta, “El cóndor herido” del gran Diomedes, y ya veré algún vago entonando la versión del “Gavilán pollero”, desconociendo algo serio, de altas nubes, ojos avizores, garras y picos fuertes, pero sobre todo de poder, como “El gavilán mayor” de Marín, pero como no somos ornitólogos, confundimos cualquier cucarachero con un cóndor pichoncito.

Estamos muy ocupados en estos días, creando empleos, los “empalmadores” de ambos gobiernos muestran los dientes ante cualquier detallito, desconociendo que la única confirmada en hacienda de la Gobernación será la doctora Bonny Rodríguez Hamburguer, completando dos décadas en despacho, despreciando cargos en el Banco Interamericano de Desarrollo y el Banco Mundial, solo por aferrarse a su tierra.

Ahí estamos pintados los provincianos, no tenemos visión universal. Nos queda una esperanza, nace APA, una versión experimentada del periodismo que tendrá como símbolo un bastón, aprovechando la ciudad Sorpresa Caribe, mientras el CPV estrena un IPhone 15, afirmando que el Valle es Ciudad Naranja. Algo bueno pude pasar por aquí, no se detenga, siga. Sí, ya sé, quedó tutufruti.

PD. Mientras los payasos se pintan la nariz, hace rato que el dueño del circo se despacha un ginebra, no lo olvide.