25 julio, 2020

¿Cuándo nos llegará el pico del covid-19?

Muchos expertos afirman que no es que haya más corrupción. Sino que por las tecnologías, mayor denuncia ciudadana, de empoderamiento de los medios que, gracias a las redes sociales, se han multiplicado, y con más actividad de las instituciones de supervisión y control, se han vuelto más escandalosos los hechos.

Muchos expertos afirman que no es que haya más corrupción.  Sino que por las tecnologías, mayor denuncia ciudadana, de empoderamiento de los medios que, gracias a las redes sociales, se han multiplicado, y con más actividad de las instituciones de supervisión y control, se han vuelto más escandalosos los hechos.

La corrupción está ahí.  Este símil parece forzado: el coronavirus también, lo que pasa es que no se ha descubierto.  No hay otra forma de saberlo sino se hace el control del contagio y del contagiado.  Del fenómeno y del protagonista.

En ese orden, el camino es tomar muestras y hacer la prueba.  No es mentira: hacer más pruebas en una enfermedad de la que ya se sabe su rápida e inusitada transmisión no hará sino mostrar la magnitud del problema.

La Superintendencia de Salud lo ha reiterado: “en el país hay represadas más de 30.000 pruebas”.

Requerimos a lo menos 600 pruebas PCR, y reiteramos la atención sobre que el Laboratorio de Salud Pública que arrancó bien y luego perdió dinámica, haga las adecuaciones técnicas y de dirección y personal técnico.  El señor Gobernador ha anunciado los equipos que vienen.  Está bien enfocado, pero cuánta demora.  Las EPS que toman muestras y las procesan también.

Como bendición es el anuncio de que la Clínica Médicos de Alta Complejidad como lo informamos va a poder hacer muchas PCR superando ampliamente todas las que hoy se hacen.

El cumplimiento de las cuarentenas y sus asociados el pico y cédula, ley seca, toque de queda y las regulaciones a la movilidad ayudan si especialmente se desarrollan los hábitos de autocuidado.

 Es sorprendente lo que viene sucediendo alrededor de El Cesar, y nos muestra que estamos haciéndolo mejor o estamos ocultando el problema.  Una forma de ocultarlo es rastrear poco en los barrios y sitios de aglomeración y de peligro, para los niveles requeridos, y procesar pocas pruebas, que de hacerse en mayor volumen exhibirían lo escalofriante de la pandemia.

En los dos primeros meses no había casos en La Guajira, sí en el Magdalena y su capital Santa Marta; Sucre era un ejemplo durante ese periodo de la cuarentena. Al gobernador Héctor Olimpo lo entrevistaban los medios porque no había un solo caso. Tampoco, entonces, el laboratorio de Salud pública había iniciado a hacer pruebas, a diferencia de El Cesar. ¿Se confiaron los sucreños? Solo ayer hubo 24 muertos de Covid, y antier ya había registrado en un día 260 nuevos casos.  La vecina Córdoba, encabezada por Montería y sus municipios cercanos, hace dos días registraba niveles de más de 30 muertos diarios.  Los índices de ocupación de las UCI, disponibles para covid, que son la mayor parte y están priorizadas, son altos. También son altos en Santa Marta, en Riohacha, a pesar de que han recibido ventiladores del Gobierno nacional. Valledupar tiene aún bajo uso de sus UCI para covid.

Barranquilla parece ha llegado al pico y empiezan a ceder los contagios y muertes.  La ocupación porcentual de UCI ha bajado aunque se dotaron también, pues pasaron en 4 meses de 440 a 665 camas con respiradores.

¿Se nos avecina un duro pico o pasaremos de moderado a bajo nivel?

Siguenos como @El_Pilon