25 octubre, 2019

¿Cuáles son los profesionales que requiere el Cesar?

Ante las dudas que surgen en algunos bachilleres sobre qué carrera deben elegir, que les asegure posibilidades de empleo al momento de salir de los claustros universitarios, EL PILÓN presenta un informe con representantes de las principales instituciones de educación superior de la región para que les sirva como ‘hoja de ruta’ en sus decisiones.

De acuerdo al sondeo de la Udes, entre los bachilleres del 2018 para conocer cuál es su interés profesional, las preferencias sobre carreras profesionales son, en su orden: medicina, psicología, derecho, ingeniería civil, fisioterapia e ingeniería industrial, administración financiera, medicina veterinaria y zootecnia, ingeniería ambiental, ingeniería de sistemas, enfermería y bacteriología.

Ante las dudas que surgen en algunos bachilleres sobre qué carrera deben elegir, que les asegure posibilidades de empleo al momento de salir de los claustros universitarios, EL PILÓN presenta un informe con representantes de las principales instituciones de educación superior de la región para que les sirva como ‘hoja de ruta’ en sus decisiones.

La rectora de la Fundación Universitaria del Área Andina, Gelca Gutiérrez Barranco, explicó que con base en lo que se está proyectando en los Planes de Desarrollo, lo que se evidencia es que el departamento del Cesar tiene que dar el giro porque los recursos mineros son finitos.

“El sector minero es el primero en el Producto Interno Bruto, PIB, del departamento del Cesar en los últimos 20 años, pero todos sabemos lo que representa esta dinámica económica. Es un sector intensivo en tecnología que requiere de alta inversión; pese a que genera empleo, no es su fuerte. Es decir, podría haber otros sectores que dinamicen más la economía como el sector agropecuario.

No debemos descuidar el sector minero formando profesionales, técnicos y tecnólogos, y por supuesto especialistas, magister y doctores para el sector minero, teniendo en cuenta que dentro de las políticas de las empresas mineras obliga que de manera preferencial prioricen por los profesionales de su zona de influencia.

Pero tampoco se debe descuidar la formación de profesionales para que dinamicen los sectores agropecuarios y agroindustrial que ocupaban anteriormente el primer lugar en el departamento, así como el de servicios, puesto que el Gobierno es uno de los principales empleadores de nuestro territorio”, analiza Gutiérrez Barranco.

Lee también: En el Caribe, Cesar repunta en las pruebas Saber 11

Según la rectora de Areandina, “se debe formar talento humano que esté acorde con los retos que tiene la ganadería y los cultivos, creando competencias para agregar valor a todo lo que produce el departamento”.

“Tenemos el reto de transformar materia prima porque tenemos grandes potenciales de productores agropecuarios. Tenemos un reto en las energías alternativas; en ese ámbito también deberíamos estar formando profesionales para asumir los retos que se le impone al territorio en materia de energías alternativas. Es decir, deberíamos estar pensando en todo lo que requiere el sector minero, pero también irnos anticipando al potencial que tenemos para producir otro tipo de energía y qué profesionales van a liderar este sector”, agrega la directiva docente.

La Fundación del Área Andina posee 13 ofertas de pregrado.

Para esta rectora también es clave formar talento humano que esté a la vanguardia con el turismo y que pueda generar dinámicas interesantes para el territorio. En bilingüismo recomienda trabajar arduamente, así como sacar profesionales que garanticen la rotación en amoblamiento urbano para todos los municipios que tengan una visión clara de lo que será el desarrollo turístico de la región.

Por su parte, la directora académica de la Universidad Popular del Cesar, UPC, Nancy Hernández Salas, aseguró que de acuerdo al número de personas que han aspirado a las carreras de su institución, las mayores demandas se han dado en enfermería, microbiología, derecho y las ingenierías, dentro de la cual la más solicitada es la ingeniería ambiental. Percibiendo además que se ha crecido la demanda en licenciatura en educación física, la licenciatura en idiomas y licenciatura en lengua castellana.

Para que los profesionales tengan más facilidades de ingresar al mercado laboral, Hernández Salas recomienda propender por una educación que le abra espacio al estudiante desde el punto de vista empresarial, o sea que tengan una visión futurista de empresarios; que apliquen correctamente las innovaciones tecnológicas porque en la actualidad en todo empleo es casi indispensable el manejo de la tecnología e innovaciones, y que tengan capacidad de creación de ideas laborales. Para ella, formar un profesional con la mente de buscar un empleo es retrogrado, puesto que ‘no hay cama para tanta gente’.

Lee también: Estudiantes cesarenses entre los mejores resultados de las Pruebas Icfes

Argumenta que “el Estado cada día día disminuye más las posibilidades de empleabilidad y si el egresado de cualquier programa está pendiente de buscar un empleo, se le recomienda tener una mayor formación: no conformarse con el título de pregrado, sino hacer especialización, maestría, doctorado y postdoctorado que le permita competir por meritocracia con los demás profesionales, y tener una buena formación como persona y como profesional, porque las empresas, más que buscar profesionales, buscan excelentes personas”.

La visión de la Unad está concentrada en estudios con una metodología a distancia y con enfoque virtual.

El director de la Universidad Nacional, Abierta y a Distancia, Unad, seccional Valledupar, Mario Romero Munive, manifestó: “Cada vez que abrimos un programa realizamos estudio de mercadeo o factibilidad que nos da a entender que la población requiere esos pregrados que apuntan al desarrollo regional del departamento. Nos enfocamos en la parte poblacional, donde los pregrados de una manera u otra pretenden dar posibles soluciones a las necesidades regionales. Le apuntamos al desarrollo local, nacional e internacional. La visión que tenemos para la apertura de programas surge por la misma necesidad que tiene la población de estudiar con una metodología a distancia y con enfoque virtual”.

Lee también: La Sierra y el Loperena tienen los mejores resultados Icfes

Explicó: “Nuestra visión es inclusiva; es decir, que todas las personas tengan acceso a la educación, por eso no nos limitamos en promedio, lo que hacemos es nivelar a esas personas para brindarles la posibilidad como universidad y como sociedad de que crezcan tanto profesionalmente como personalmente y que tengan una visión distinta del aprendizaje superior: del autoaprendizaje. Tradicionalmente se esperan cinco años para producir, pero eso no es lo ideal; en esta universidad pueden hacer las cosas en paralelo, estar estudiando y al mismo tiempo ejerciendo su carrera”.

La coordinadora de Mercadeo de la Universidad de Santander, Udes, seccional Valledupar, Yaselin Manjarrez Fragoso, indicó que hacen un sondeo entre los bachilleres para conocer cuál es su interés profesional. El documento que trabajaron en el 2018, que le hicieron a 5.483 bachilleres, arrojó que la preferencia en la zona de influencia (Cesar, La Guajira y sur del Magdalena) sobre carreras profesionales son, en su orden: medicina, con un 21 % de interés; psicología, con un 13 %; derecho, con un 11 %; ingeniería civil, con un 6 %; fisioterapia e ingeniería industrial, con un 5 %; administración financiera, con un 4 %; medicina veterinaria y zootecnia, ingeniería ambiental e ingeniería de sistemas, enfermería y bacteriología, con un 3 %.

De acuerdo a Manjarrez Fragoso: “Sus profesionales tienen una alta probabilidad de empleo porque nuestras carreras atienden las necesidades de la región. No solamente son ubicados en las diferentes empresas privadas que existen en Valledupar, sino en las entidades territoriales; además, muchos de ellos han generado emprendimientos porque no solamente los preparamos para que toquen la puerta para que les den un empleo, sino para que generen su propia idea de negocio con una formación o entrenamiento en emprendimiento y se preparan para incursionar en investigaciones”.

POR: ANNELISE BARRIGA RAMÍREZ/ EL PILÓN
annelise.barriga@elpilon.com.co