20 octubre, 2018

Crean calendario para difundir la memoria del pueblo

Las personas interesadas en adquirir los calendarios pueden ir a Maderos Teatro, Palenke Bar, o a la casa de Alba Luque, ubicada en la carrera 7 con calle 15.

Como una manera de contribuir a la difusión del centro histórico de la capital del Cesar, la Fundación Amigos del Viejo Valledupar, Aviva, creó calendarios del 2019 con fotos antiguas y nuevas de la ciudad.

“Lo que se busca es que cada mes la persona reflexione sobre la edificación que tiene al frente, lo que fue y lo que es actualmente, como por ejemplo: el Colegio Loperena y la iglesia La Concepción. Algunas edificaciones desaparecieron como el convento de Santo Domingo, del que solo queda la torre en la catedral Nuestra Señora del Rosario; o el antiguo convento de San Cayetano, que después fue cárcel del Mamón y hoy en día es la Casa de la Cultura”, explicó Alba Luz Luque, integrante de Aviva.

Subrayó que quieren divulgar el patrimonio de Valledupar y crear concientización que se debe cuidar lo que existe, lo que está dañado ver cómo se restaura, lo que ya desapareció tener la memoria de no repetir ese error, teniendo en cuenta que se destruyeron joyas coloniales.

Los fondos recolectados con estos almanaques, de acuerdo a Pedro Durán, integrante de Aviva, serán utilizados para las actividades que como fundación desarrollan en pro de la salvaguarda del centro histórico de Valledupar como educación a niños y jóvenes en el cuidado del patrimonio, en las capacitaciones con docentes sobre el patrimonio, en la cartilla sobre cómo educar a jóvenes en el cuidado del patrimonio, en la conmemoración del Mes del Patrimonio, entre otras.

“Queremos en el 2019 recordarles los 365 días del año a las personas que aún tenemos edificaciones con un valor histórico y arquitectónico bastante considerables”, subrayó Durán.

LUCIMIENTO DE FACHADAS

El lucimiento de fachadas o pintar de colores vivos los frentes de las casas del centro histórico fue una iniciativa que abanderó la Fundación Aviva con el apoyo de la administración municipal, que suministraba la pintura, y de Emdupar, que ponía la mano de obra, pero ante la parálisis del apoyo de estas dos últimas entidades, el proyecto quedó estancado.

Por lo anterior, los integrantes de la fundación Aviva deciden seguir con la actividad, pero esta vez vinculando a las entidades privadas y educativas como ‘ejercito’ en pro del Centro Histórico.

“Continuaremos el lucimiento de fachadas, que es un proyecto donde las casas del Centro Histórico se pintaban con colores vivos, según el dueño escogiese. Lo único que se alcanzó a hacer fue una primera etapa del callejón de Mahoma y Pedro Antonio, algunas casas de la calle 15 y calle 16, pero faltan muchas viviendas por embellecer. Como no contamos con el respaldo de la Alcaldía pasaremos a entidades que tienen que ver con pintura como ferreterías y a hacer un movimiento con las universidades para que todos ‘se pongan el overol’ y pintemos el Centro Histórico”, aseveró Luque.

Al respecto, Durán dijo que “hicimos varias solicitudes a la Alcaldía para que nos entregaran las pinturas, pero allí quedó el proceso, por lo que quedamos con las manos cruzada. Ahora lo que trataremos de hacer es reunir el mayor número de voluntarios para terminar el trabajo de pintura”.

VOZ DEL MUNICIPIO

El secretario General de la Alcaldía, José Juan Lechuga, aseguró que le darán ‘luz verde’ a este proyecto si encuentran un grado de corresponsabilidad de los propietarios de las viviendas y no les dejen toda la carga al municipio.