9 julio, 2021

Cortometraje grabado en zona rural de Valledupar es finalista en Festival en el Líbano

La cinta fue seleccionada entre las cuatro mejores del mundo de 2.600 productos que se presentaron.

El cortometraje fue grabado en los corregimientos de Guacoche y Las Raíces.   
FOTO: CORTESÍA.

El cortometraje ‘El lamento de las gaitas’, dirigido por Yull Núñez y Daylin Vega,  es uno de los cuatro finalistas del Festival Internacional Spot Shot Films, que se realiza en la ciudad de Beirut, Líbano, cuyos ganadores se conocerán el próximo 12 de julio. 

Lea también: ‘Vida de Colores’ competirá en el Festival Series Mania de Francia

Además, el corto también fue seleccionado también para participar en el The Lift-Off Sessions de Reino Unido, considerado una vitrina donde todos los meses se proyectan de manera virtual los productos que se realizan en distintas partes del mundo con el “objetivo de enviar cada programa a una audiencia lo más amplia posible”

En diálogo con EL PILÓN, Yull Núñez mencionó que ‘El lamento de las gaitas’ es una producción de ficción en la que se relata cómo la música y las manifestaciones artísticas sobreviven a un conflicto originado en la región Caribe debido a que las culturas de algunas poblaciones son consideradas prohibidas por la creencia de que son “del diablo o de los indios”

El cortometraje, de 13 minutos de duración, fue rodado en las poblaciones de Guacoche y Las Raíces, ubicadas al norte de Valledupar, durante el primer semestre de 2021 y se estrenaría antes de fin de año en la ciudad. 

Es protagonizado por Clemente Herrera, actor oriundo del corregimiento de Rincón Hondo, quien tuvo participación en la película ‘Los Viajes del Viento’ y ‘Volver’; así como Yull Núñez, Daylín Vega, Yeiner Guerrero y Boris Serrano, bajo la producción de Kaleth Beltrán en asocio con BHQ Audiovisuales. 

Núñez expresó sentirse orgulloso de ser uno de los cuatro cortometrajes que llegaron a la final de una selección de cerca de 2.600 que participaron a nivel mundial y aprovechó también para elogiar a su equipo de trabajo. 

Le puede interesar: El acordeón, protagonista en ‘Encanto’, la nueva película de Disney

“Para mí estar participando en el Festival del Líbano, y sé que para todo el equipo, es de mucha importancia porque es el primer cortometraje que hacemos con grupos jóvenes en Valledupar y es vivir una experiencia de poder llevar nuestra cultura a otros países para que nos conozcan por nuestras raíces”, dijo Núñez.

Añadió que pese a los tropiezos pudieron salir adelante con su rodaje en medio de la pandemia. “La grabación en pandemia fue totalmente complicado, pero con este guion nos ganamos unos premios que dio la Casa de la Cultura de Valledupar en el 2020 y con bajo presupuesto rodamos. Es una película que hicimos entre amigos y con la ayuda de otras personas”, indicó. 

SINOPSIS 

Un viejo gaitero en un pueblo en el centro del Cesar deja el legado en manos de su hijo mayor que lo une a su pasado. Es un señor que quiere entregar a sus hijos el legado musical que lo ha atado a su familia durante mucho tiempo y por las condiciones en las que viven tienen prohibido tocar esa música que supuestamente, según los grupos subversivos, es música de indios y del diablo. Las familias luchan por preservar su legado cultural y preservarlo de generación en generación.

POR: CARMEN LUCÍA MENDOZA CUELLO/ EL PILÓN