29 mayo, 2019

Conoce 5 puntos icónicos del centro histórico de Valledupar

El colegio Nacional Loperena, la plaza Alfonso López y el Callejón de la Purrututú son sitios del centro histórico de Valledupar donde sucedieron acontecimientos de la historia de Valledupar.

El próximo viernes 31 de mayo, EL PILÓN realizará desde las 8:00 de la mañana en la Casa dela Cultura el foro ‘Miremos al Centro Histórico de Valledupar’ donde se tratarán temas importantes para la recuperación y preservación de este emblemático lugar de la ciudad que guarda la historia del Valle del Cacique Upar, que fue fundado el 6 de enero de 1.550 por el capitán español Hernando de Santana.

Con la recuperación del centro histórico no solo se preservarán sitios invaluables de nuestra cultura, sino que también se salvaguardará un sector importante para el desarrollo económico de la ciudad.

Para generar un sentido de pertenencia en los vallenatos y recordarles la importancia de este invaluable sector, resaltamos cinco puntos icónicos del centro histórico que han sido escenarios de discursos fundadores, han brotado personalidades de la región, han inspirado canciones y han marcado las pautas del desarrollo de la ciudad.

Callejones de Valledupar: El centro histórico de Valledupar alberga los callejones de La Purrututú, San Juan del Córdoba, Majoma y Pedro Antonio, que están rodeados por casas antiguas y modernas del barrio Cañahuate, que hace parte del Patrimonio Cultural de Colombia, declarado por el Ministerio de Cultura, y que han sido escenario de grabaciones de telenovelas como Rafael Orozco ‘El ídolo’, ‘La Cacica’ al igual que producciones nacionales e internacionales, entre otras.

Callejones de Valledupar. Foto: Joaquín Ramírez.

El más conocido de estos callejones es el de La Purrututú, localizado entre las carreras sexta y séptima, con calles 13 y 14. Su nombre obedece al apodo que le atribuyeron a la señora Encarnación Vigna Cotes, quien alimentaba a las palomas gritando “purrututú, purrututú, purrututú”.

Callejones de Valledupar. Foto: Joaquín Ramírez.

Plaza Alfonso López: En los alrededores de la plaza Alfonso López comenzó la historia de Valledupar. El lugar está rodeado por construcciones coloniales, la Alcaldía, el Concejo Municipal, la iglesia Inmaculada Concepción, la tarima Francisco ‘El Hombre’ y el monumento ‘La revolución en marcha’. En 1968 se realizó el primer Festival de la Leyenda Vallenata y en 1986 se construyó la tarima Francisco ‘El Hombre’ para continuar con la celebración de los festivales.

Este año en medio de la polémica se dio apertura a la renovación de la plaza con una inversión inicial de $8.320 millones donde se construyó una nueva plaza, se añadieron jardines a los alrededores, entre otros cambios.

Foto: Joaquín Ramírez.

Colegio Nacional Loperena: Fue creado mediante un proyecto de ley, presentado al Congreso de la República por el senador vallenato Pedro Castro Monsalvo, según la Ley 95 del 21 de diciembre de 1940; como homenaje a la memoria de la heroína vallenata Concepción Loperena de Fernández de Castro.

Colegio Nacional Loperena

Inició sus labores en 1942 con 60 estudiantes y 6 profesores de cuarto de primaria a sexto grado en un lote perteneciente a la escuela de artes y oficios, hoy Bellas Artes. Posteriormente se trasladó al nuevo edificio construido por Silvestre Dangond Daza y es aprobado por el MEN en 1951. En el año 1957 gradúa la primera promoción de Bachilleres. El Colegio fue elevado a Monumento Nacional en 1992 por el senado.

Colegio Nacional Loperena

Parroquia Inmaculada Concepción: Está frente a la plaza Alfonso López. Fue construida en 1782 por orden del obispo Francisco Navarro y Acevedo. Ella alberga en sus altares las imágenes de Nuestra Señora de la Pura y Limpia Concepción, de Madrid, que fue la primera cofradía creada en Valledupar y un retablo colonial de los Reyes Magos, ambos traídos desde el primer templo de los Santos Reyes.

La Catedral de El Rosario: En este lugar estaba edificado el segundo convento de Santo Domingo, de la orden de los Dominicos. Su iglesia del siglo XVI fue derribada para construir la actual. Hoy sólo queda su torre huérfana. Es el edificio más antiguo de la ciudad. Guarda la imagen colonial de la Virgen de Nuestra Señora del Rosario, la que hizo el milagro que dio origen a la Leyenda Vallenata, que se dramatiza todos los años el 29 de abril.