29 marzo, 2019

Buenos pronósticos para la infraestructura del Cesar

En Foros EL PILÓN se debatió sobre el pasado, presente y futuro de la infraestructura a nivel departamental, discusión en la que los panelistas expusieron las condiciones con las que cuenta esta región y sobre todo se refirieron a la proyección para esta zona del país.

Por: DANIELA RINCONES JULIO / EL PILÓN
daniela.rincones@elpilon.com.co

Esperando que se reactiven las obras de la concesión de Ruta del Sol sector tres, además de importantes recursos provenientes del Sistema de Regalías, junto con la creación de un mecanismo para apoyar a departamentos y municipios en la estructuración de proyectos, además de la búsqueda de una contratación que sea transparente y eficaz, se pronostica que en el futuro el departamento del Cesar se consolide como una zona de desarrollo y avance para Colombia.

Varios expertos y funcionarios de entidades públicas y privadas expusieron sobre el panorama de infraestructura en la región. Foto: Sergio Mcgreen.

De allí que durante el desarrollo del foro realizado por EL PILÓN para debatir sobre la situación de la infraestructura en el Cesar, los diferentes expositores mostraran tanto las condiciones que existen en este sentido como los retos que todavía se deben conquistar para continuar con el progreso de esta región. Para lo cual se apuntó a que más allá de la dependencia minero energética se dirija también hacia el desarrollo del agro, la consecuente inversión en la red terciaria, entre otros factores que engranen la realidad del territorio con las metas que se proyectan para el Cesar.

Con relación a los desafíos que aún persisten, Álvaro Durán, experto en el régimen de concesiones y alianzas público privadas, explicó que todavía se evidencian dos problemas: uno que muestra que no existe una tradición en hacer proyectos de larga planeación, dado que hay una tendencia a diseñar proyectos de muy corto plazo que se piensan de acuerdo con los presupuestos que se tienen en un mandato de un alcalde o gobernador y no pensar hacia futuro, con una dinámica completamente diferente que es la única manera de hacer proyectos grandes y de impacto.

Pero la más importante son las limitaciones regulatorias que desde la capital se les impone a las regiones sobre la premisa que no saben hacer proyectos: “No saben gastarse la plata, hay una premisa totalmente equivocada de minusvalía de las regiones para eso y en mi opinión ha generado esa ausencia de proyectos que tanto se necesitan en las regiones. Es un círculo vicioso que se autoalimenta y no permite salir de eso, entonces hay que empezar primero por cambiar la cultura, segundo por entender la capacidad de estas herramientas de hacer proyectos, y tercero hacer una gestión para que las barreras regulatorias se eliminen”, aseguró Durán.

Álvaro Durán, experto en el régimen de concesiones y alianzas público privadas. Foto: Sergio Mcgreen.

Para este experto, más allá de las normas que existen para evitar la corrupción en los proyectos de infraestructura, se precisa más bien que haya un cambio de cultura y que se ejerza un control ciudadano que sea suficientemente fuerte sobre este tipo de comportamientos. “Es un compromiso de quienes dirigen los destinos políticos de una determinada comunidad pero también de los ciudadanos que los deben vigilar. Sin ese compromiso y sin ese comportamiento las normas pueden hacer bastante menos de lo que la gente tiene la esperanza de que hagan”, agregó Durán.

Por su parte, Juan Carlos Restrepo, asesor del Ministerio de Infraestructura y Transporte, el Cesar está cobijado por grandes proyectos que son los relacionados con la navegabilidad del río Magdalena y la Ruta del Sol sector tres, en el cual se encontraba una concesión que había llevado casi a su parálisis frente a lo que, como relató el funcionario, el Gobierno Nacional ha buscado destrabar. Para esto, se han firmado unos acuerdos con el concesionario que se encuentran en discusión y se están realizando también mesas de trabajo que apuntan a que se reactive esta concesión a finales de este año o principios del 2020.

Juan Carlos Restrepo, asesor del Ministerio de Transporte. Foto: Sergio Mcgreen.

Como apuntó Restrepo, se espera que una vez se logre reactivar el tema de carreteras con la Ruta del Sol y la navegabilidad del río Magdalena, automáticamente se reactive la economía por medio del intercambio que proveen estos medios. Adicionalmente, explicó que el Gobierno Nacional con las vías terciarias y las formas de encontrar la financiación ha buscado una serie de mecanismos que son los que tiene en la mesa para que “las regiones puedan acceder a los recursos previstos y obviamente la conectividad con la red terciaria y primaria ejecutadas se darán”.

Frente al respaldo en cuanto a recursos económicos, uno de los aspectos que más se señalan precisamente al momento de hablar de la falta de adecuación de la red terciaria, el asesor manifestó que el Gobierno Nacional no solo apunta a las vías que tiene a su cargo el Invías sino a todas las vías terciarias para darle un manejo desde el punto de vista técnico y de mejoramiento. Por este motivo, aunque los recursos están dosificados, el Gobierno Nacional tiene planteado incentivar el trabajo en dicha red que para que este año se tienen proyectado por el orden de 500 mil millones de pesos mientras que en los otros tres años venideros de la administración Duque Márquez, se prevé un billón de pesos anuales para repartir a nivel de todo el territorio nacional.

Sobre esto aclaró que la red nacional en el caso puntual de las vías es de 145 mil kilómetros de los cuales el Invías opera el 19 % mientras que el saldo restante está a cargo de los municipios. En el caso particular de este departamento existen cerca de 7.300 kilómetros de vías entre secundarias y terciarias, de las cuales el ente departamental mantiene 300 kilómetros que son principalmente las vías secundarias, mientras que el Invías atiende cerca de 1.400 kilómetros que terciarias y los municipios asumen el resto.

“Esto lo que busca es que las alcaldías presenten sus proyectos y obviamente también califiquen para poder acceder a estos recursos que son para la parte no financiada, la parte que tienen que financiar los entes locales tienen que venir de OCAD Paz, por impuestos. Es un tema que es nuevo, novedoso, pero que apunta al desarrollo local, y sobre todo en el Cesar y a nivel nacional”, sostuvo el funcionario.

También Andrés Soto, presidente de Ferrocarriles del Norte de Colombia, Fenoco, tuvo una intervención en este foro durante la cual habló sobre las condiciones de esta infraestructura en el país para lo cual han realizado importantes inversiones a fin de dotar este sistema con estándares de la más alta calidad mundial.

Andrés Soto, presidente de Ferrocarriles del Norte de Colombia, Fenoco. Foto: Sergio Mcgreen.

“Hemos estado remodelando puentes, cambiando puentes, renovando vías, todo eso nos genera una condición de mayor capacidad que la idea es que se utilice para cargas no carboneras”, anunció Soto al hacer referencia a que el ferrocarril está abierto y disponible para transportar otro tipo de mercancías que esperan se consoliden de la mano del Gobierno Nacional y el trabajo que vienen realizando con el Ministerio de Transporte y la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI.

En este aspecto destacó que actualmente cuenta con una capacidad para transportar aproximadamente 104 millones de toneladas por la vía férrea y que solo se encuentran en uso el 50 %, por lo cual apuntan a este fin y esperan que dicho sistema genere muchos beneficios para el país.

LAS REGALÍAS COMO IMPULSO

Durante el desarrollo del foro, uno de los expositores fue Julián Polanía, director del Sistema General de Regalías y quien hizo referencia a la importancia de estos recursos como principal financiador de los proyectos de infraestructura.

Julián Polanía, director del Sistema General de Regalías. Foto: Sergio Mcgreen.

En este aspecto expresó que de los 12.6 billones de pesos que tiene para este año el Departamento Nacional de Planeación, para el departamento del Cesar y sus municipios estarían destinados 459 mil millones de pesos que se deben incrementar, una vez se apruebe el Plan Nacional de Desarrollo y se elimine la restricción que hay en el artículo 40 de la Ley 1942, hasta alrededor de 500 mil millones de pesos.

“Es una buena perspectiva, el departamento del Cesar y los municipios grandes receptores de regalías son muy buenos estructurando proyectos y aprobándolos”, dijo Polanía. A su vez, reveló que en lo que va corrido del año se han aprobado a nivel nacional 1.2 billones en proyectos con recursos de regalías y de ese monto han sido destinados 120 mil millones de pesos para el Cesar y sus municipios, lo cual representa un 10 %. Con esto, la meta que se han trazado junto con la administración departamental es que a junio de este año la totalidad de los recursos asignados para esta región estén con proyectos aprobados, en proceso de contratación o en proceso de ejecución y que esos recursos lleguen antes de terminar el año a beneficiar a quienes deben.

Por último reconoció que en términos generales se han trabajado proyectos que impactan uno o en el mejor de los casos a dos municipios, pero que anhelan llegar a proyectos que tuvieran un impacto mayor: regional. Con esta finalidad ahora mismo trabajan en un mecanismo para apoyar a departamentos y municipios en la estructuración de proyectos con los que se puedan consolidar los mismos con un nivel de maduración mayor y que tengan un impacto similar no solo en un municipio sino de manera regional.

“Estamos trabajando para que cada vez el impacto de esos proyectos sea mayor, que los recursos lleguen de la mejor manera posible y se ejecuten con la debida transparencia y pulcritud con que esperamos que se ejecuten para que los beneficios sean aún mayores que los que históricamente se han dado con el Sistema General de Regalías”, declaró Polanía.

DEBATE:

Para finalizar el evento se abrió un debate con Juan Pablo Morón Riveira, hasta ayer secretario de Obras Públicas de Valledupar y actual asesor del alcalde de Valledupar; Nancio Galván, presidente de la Sociedad de Ingenieros del Cesar; Álvaro José Soto, exdirector del Instituto Nacional de Concesiones (Inco); Kaleb Villalobos, exdirector de Corpocesar y aspirante a la Gobernación del Cesar; Juan Carlos Quintero, miembro de la Junta Directiva de EL PILÓN, y moderador de dicho espacio.

En el mismo se dio la oportunidad también a los asistentes de compartir sus impresiones al respecto. Se enfatizó así en la importancia de la infraestructura para el desarrollo de la región y más allá de la vial, se mencionaron otras como la infraestructura para transportar energía la cual según Karina Maestre, una de las participantes, presenta muchos atrasos que conllevan a las irregularidades que en muchos casos se ocasionan con la prestación de los servicios. Sin embargo, se referenció la nueva adjudicación de un proyecto de energía solar que se hará en el municipio de Valledupar.

Foto: Sergio Mcgreen.

Otro punto mencionado fue el relacionado con la transparencia en los procesos de contratación, sobre los cuales ahora se espera que haya un mejor panorama una vez que empiecen a implementarse los pliegos tipo a partir del próximo lunes como lo exige la ley para las obras de infraestructura de transporte.

Además se hizo mención de dos componentes fundamentales en el desarrollo de los proyectos. Por una parte el factor ambiental que en el departamento del Cesar desempeña un papel muy relevante, dadas las condiciones de este territorio y el respeto que debe existir entre la realización de las obras y la apreciación de las comunidades sobre las mismas.

Por otro lado se mencionó componente social a fin de que las poblaciones que son impactadas con estas adecuaciones conozcan todo lo que comprende un proyecto, se conviertan en veedoras del mismo y sobre todo generen el sentido de pertenencia que en definitiva se verá reflejado en gran medida en el sostenimiento del mismo en el tie