27 octubre, 2018

Compraventa de unas tierras habría terminado en asesinato

Al grupo lo señalan de asesinar a una persona y dejar a otra más herida en zona rural de Urumita.

Los implicados comparecieron en el Palacio de Justicia.

Detectives del Cuerpo Técnico de Investigación, CTI, de la Fiscalía, en coordinación con miembros del Ejército Nacional, efectuaron el desmantelamiento de una presunta banda delincuencial que actuaba en los departamentos de La Guajira y Cesar, mediante homicidios o secuestros.

La aprehensión de los cuatro implicados fue llevada a cabo por los uniformados en zona rural de Urumita, de la vecina región, a donde llegaron mediante órdenes judiciales de allanamiento emitidas por un juez de control de garantías.

En el lugar a Alirio Antonio Guevara Solís, alias ‘Silvio’, José Galo Montero Martínez, alias ‘El Mulero’, José Bernardo Contreras Sierra, alias ‘Chombe’ y Silvio de Jesús Rumbo Barros, conocido como ‘Yiyo’, las autoridades les incautaron armas de fuego y celulares con los que aparentemente operaban.

Según la investigación, esta estructura sería la responsable de acabar con la vida de Luis Ernesto Calvijo Fajardo y dejar herido a Albert Negret Gómez, cuando desde la capital del Cesar se desplazaron a la vereda Las Colonias de Urumita, donde fueron atacados.

“Nosotros íbamos a contactarnos con un señor que le dicen Yiyo, persona con la que un amigo iba a negociar una tierrita por esa vereda porque este quería comprar una por esos lados para trabajar. Yo ya lo había acompañado esa semana por esos sitios, fue ahí cuando hablamos por primera vez con ese Yiyo y él le dijo que podía venderle una finquita de 40 millones, después de esa semana. Nosotros salimos desde el viernes de Valledupar y nos fuimos a dormir a Villanueva, salimos madrugados a eso de las cuatro de la mañana, cogimos el carro que sube para el sector de La Mesa, llegamos como a las 7 de la mañana a ese lugar”, dijo la Fiscalía 131 Especializada al contar el relato de una de las víctimas.

Explicó además que ese día 14 de abril del presente año fueron abordados por los detenidos que los amarraron señalándolos de paramilitares, les quemaron la ropa, revisaron las cosas y mataron a Calvijo Fajardo, mientras que el otro, Negret Gómez, alcanzó huir.

Por tal razón, el ente acusador los señala como responsables de los delitos de delitos de homicidio agravado, tentativa de homicidio, secuestro y fabricación, tráfico y porte ilegal de arma de fuego, y los presentó en la mañana de ayer ante el Juzgado Primero Bacrim Ambulante de Valledupar.