Publicidad
Foros El Pilón - 11 diciembre, 2021

¿Cómo avanzan las empresas de servicios públicos en Valledupar?

FOROS EL PILÓN desarrolló el conversatorio con las compañías de energía, aseo, acueducto y gas de la capital del Cesar.

FOROS EL PILÓN citó a las empresas de servicios públicos domiciliarios de Valledupar.
/ FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.
FOROS EL PILÓN citó a las empresas de servicios públicos domiciliarios de Valledupar. / FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.

Los servicios públicos en Valledupar han sido uno de los grandes retos de la ciudad. Las exigencias de los ciudadanos son constantes debido al creciente aumento de la población en la capital del Cesar.

Para conocer el avance en materia de inversión, adecuaciones, soluciones y demás, EL PILÓN organizó el foro virtual ‘Valledupar cómo vamos en servicios públicos: ¡Las empresas responden!’.

En este se tuvo la participación de las empresas prestadoras de servicios públicos domiciliarios. Por parte de Gases del Caribe, Alfonso Orozco Ovalle, subgerente zona Cesar; Aseo del Norte, Carlos Cubillos, director general de mercado regulado; Emdupar, Álvaro Araujo Peña, jefe de plantación; y Afinia, Jorge Rivero, gerente territorial del departamento del Cesar.

En este conversatorio se despejaron las dudas anexadas por la ciudadanía en torno a las funciones, normativas, proyectos y servicios prestados por estas cuatro empresas en Valledupar y sus corregimientos.

GAS NATURAL

Alfonso Orozco dio inicio a las intervenciones resaltando la importancia y necesidad de realizar las revisiones periódicas a las instalaciones de gas natural.

“La revisión se realiza cada 5 años, con la cual se pretende verificar que las instalaciones se encuentren en perfecto estado para así velar por la seguridad del usuario y la de sus vecinos. Este es un procedimiento regulado por la Comisión de Energía y Gas, por lo que es de carácter obligatorio y puede llevar a la suspensión del servicio”; igualmente afirmó que ante cualquier eventualidad las personas podrían comunicarse a la línea de emergencia 164 desde sus celulares, igualmente a través de los canales digitales en la página web www.gascaribe.com.

Asimismo, mencionó que las revisiones se realizan porque muchas veces existen problemas que no son perceptibles a simple vista y con el tiempo pueden convertirse en un riesgo inminente para todos los vecinos.

ASEO

Por el lado de Aseo del Norte, Carlos Cubillos dio a conocer la importancia del servicio. Indicó que este es directamente proporcional a las condiciones de salubridad de un lugar, puesto que los sectores que no cuenten con el mismo crearán una serie de vectores que posteriormente transmitirán enfermedades. 

Por esto, resaltó la importancia de la contribución mensual por parte de los usuarios, puesto que son los que permiten la sostenibilidad de la operación.

Refiriéndose al tema del por qué los costos del aseo muchas veces son más elevados que los de la energía, puntualizó que ambos componentes son totalmente distintos por la forma en que se miden para realizar el cobro. 

Por lo que señaló que el aseo no va en concordancia con el cobro de la energía, sino que es totalmente independiente.

En cuanto a las políticas de reciclaje, mencionó que actualmente Valledupar cuenta con seis Estaciones de Clasificación y Aprovechamiento, ECAS, encargadas de rutas de reciclaje por toda la ciudad, las cuales son apoyadas por Aseo del Norte mes a mes con recursos, lo que quiere decir que existen políticas de reciclaje. A su vez, invitó a los ciudadanos a conformar un trabajo en conjunto y ayudar en la separación de los residuos desde sus casas.

ENERGÍA

Afinia, representada por Jorge Rivero, mencionó que las acciones implementadas por la empresa para mejorar el servicio están basadas en un plan de inversiones por valor de 8 billones de pesos durante 10 años, entre los que se busca mejorar la calidad del servicio, fortalecer el sistema eléctrico a raíz de la demanda creciente, la reposición de los objetos en mal estado o en obsolescencia, el aseguramiento de la red para instalar una medición modernizada que permita gestionar de mejor manera el mercado, entre otros proyectos.

Con relación a las salidas de servicio o suspensiones, aseveró que estas se dan por varios factores, entre los que se encuentran los mantenimientos programados “los cuales se originan por toda la inversión que estamos realizando en el departamento, que ronda los $571.000 millones de pesos, de los cuales en la actualidad se han ejecutado $72.000 millones y en Valledupar alcanzan los $16.000 millones a día de hoy”; igualmente señaló que las subestaciones no tienen suplencia por lo que no se pueden alimentar de otra manera para sostener el servicio mientras se hace el mantenimiento.

Ante las personas que no desean cambiar los contadores porque consideran que el actual está en buenas condiciones, el gerente territorial indicó que estos cambios no representan ningún cobro adicional porque están incluidos en el plan de inversiones ya mencionado.

ACUEDUCTO Y ALCANTARILLADO

Álvaro Araujo Peña, refiriéndose a las suspensiones de los servicios, señaló que una vez declarada la calamidad pública el año pasado, por orden presidencial no se podía suspender el servicio a las personas así tuvieran deudas con la empresa, sin embargo una vez se ha ido superando poco a poco esta problemática sanitaria, Emdupar inició de manera legal los cortes a todos aquellos usuarios morosos, primero realizando cobros por llamadas y de manera disuasiva.

En cuanto a la duda de algunos ciudadanos del porqué en barrios como La Esperanza se corta el servicio por lapsos de tiempo, Araujo concluyó: “En el caso puntual del barrio mencionado hicimos el estudio con las denuncias y no se encontró que haya suspensión del servicio de forma reiterativa, por lo que invitamos a las personas que una vez tengan problemas con el mismo, lo reporten a nuestros canales de atención, para que podamos caracterizar los lugares en donde el suministro se ausenta en determinadas horas o días”.

Por último, lamentó que la empresa en estos momentos se encuentre sumergida en un rezago financiero, el cual limita las maniobras de inversiones que se puedan ejecutar para mejorar el sistema de acueducto y alcantarillado de la ciudad.

POR JHOSER BERMÚDEZ.