9 febrero, 2019

Cómo acompañar a un paciente con cáncer

Jackeline Jalkh Sierra, coordinadora de la Dimensión de Convivencia Social y Salud Mental de la Secretaría de Salud del Cesar, habló con EL PILÓN sobre el manejo a nivel psicológico que deben tener quienes padecen esta enfermedad y sus familias.

En la Unidad Oncológica del Cesar se llevó a cabo esta actividad para poner de manifiesto la importancia del apoyo psicosocial en pacientes con cáncer.

Teniendo en cuenta que durante esta semana se conmemoró el Día Mundial contra el Cáncer, la Secretaría de Salud del Cesar organizó el conversatorio ‘Atención psicosocial al paciente con cáncer’, en desarrollo del mismo, EL PILÓN habló con Jackeline Jalkh Sierra, coordinadora de la Dimensión de Convivencia Social y Salud Mental de dicha sectorial, sobre el manejo a nivel psicológico que deben tener quienes padecen esta enfermedad y sus familias.

¿Cómo debe darse ese apoyo psicosocial a los pacientes con cáncer?

Es primordial que alrededor del paciente se generen factores protectores. Que la familia esté consciente de la patología que el paciente está padeciendo, que el tratamiento psicosocial no es solo para el paciente sino para su núcleo familiar también porque tenemos que volvernos apoyo para este tipo de personas que tienen algún tipo de patología catastrófica, aunque ya hablar de cáncer no significa la muerte inminente porque hay una cantidad de tratamientos que generan mejoría e incluso salvan vidas, pero hay que tener en cuenta algunos factores para el paciente y su núcleo familiar.

¿Qué factores inciden en este proceso?

El entorno es importante porque si bien es cierto la aceptación inicial debe ser devastadora, la negación siguiente, continuar con el tratamiento, aceptarlo y seguir con él, tener alrededor cosas muy positivas. Alimentarse bien, hacer ejercicio, tener una rutina de vida adecuada con el tratamiento que se le está haciendo son factores protectores que van a ayudar a este tipo de personas a mantenerse, a superar en gran medida todo el tratamiento porque suelen ser muy fuertes, que desgastan y aceptarse uno físicamente después de esto es un proceso en el que tiene que intervenir una psicóloga para que haga el acompañamiento y direccionamiento a este tipo de pacientes y repito que es importante que el núcleo familiar esté inmerso.

¿Cómo es el apoyo para las familias?

Igual, el proceso tiene que ser parejo. Si usted fue diagnosticada con cáncer de mama, en el caso de una mujer, por ejemplo, su pareja tiene que estar enterado de lo que está pasando, cuál es el proceso en el que está inmersa y el apoyo que esa persona que tiene que darle. Tiene que ser a la par, no podemos descuidar solo al paciente.

¿Cómo se da el manejo cuando la familia decide que el paciente no sepa que padece cáncer?
Hacer la negación es muy complicado, le estamos quitando la posibilidad de vida a un paciente y estamos haciendo que esté engañado, porque el hecho de que no sepa que tiene un cáncer no lo va a mejorar. Además el proceso va a ser obvio, si está con una patología de estas y no tiene el tratamiento adecuado, con más rapidez se va a deteriorar y tiene menos esperanza de vida. No es lo conveniente entrar a negarlo.

¿El manejo varía de acuerdo con la edad de quien padece la enfermedad?

Sí, son variables porque no se puede abordar de la misma manera a un niño de cinco o seis años a un adulto de 50 o 60. El proceso de aceptación a pesar de que en el niño existe el factor protector de la inocencia que por la poca edad que tienen no dimensionan la cantidad de problemas en la que están sumergidos con un cáncer. Es de pronto más fácil de manejar, pero igual hay que darle todo el apoyo psicosocial a estos chiquitos.

¿Creen que están contando en la actualidad los pacientes con ese apoyo?

El proceso y la atención tienen que brindársela su asegurador, o sea la EPS, tenemos que garantizar que efectivamente estos pacientes sí estén recibiendo esta atención. Cada persona tiene derecho a 30 sesiones de psicología al año a través de su asegurador, ¿cuántas personas conocen de esto? En esto los medios son aliados y deben volverse multiplicadores de esta información, si se está en conocimiento de lo que está pasando, del proceso que se lleva con un paciente con un cáncer diagnosticado, los factores protectores, las rutas de atención y todo lo demás que existe, es que diagnosticar cáncer no es finalizar el ciclo de la vida sino que hay que mirar alrededor para ver qué puede ayudar porque hay muchas cosas por hacer.

¿Qué mensaje se le puede enviar a la comunidad para que pierda también el temor a buscar ese apoyo?
Que quitemos el tabú a todos los problemas y trastornos de salud mental. La salud mental desafortunadamente es un evento que está poniendo muchas muertes y enfermedades en el mundo entero, la sociedad del consumismo nos ha llevado a volvernos más patológicos y reconocemos mucho menos los problemas de salud mental, además de eso los estigmatizamos mucho. Es fundamental que tumbemos esa barrera, miremos que la salud mental necesita mejorar en todos y que si no buscamos las ayudas vamos en retroceso porque estamos escondiendo y poniendo barreras a algo tan evidente que en cualquier momento una persona puede estarlo padeciendo.

Desafortunadamente nuestra red de prestadores no está atendiendo oportunamente a estos pacientes y lo peor los atienden un poco, les dan salida y el paciente se va a su casa sin la adecuada atención y sin que se garanticen los tratamientos, poniendo en más riesgo a esa persona.

Daniela Rincones Julio / EL PILÓN
daniela.rincones@elpilon.com.co