3 diciembre, 2019

Cinco candidatos a rectoría de la UPC piden aplazamiento hasta 2020

A pocos días de cerrar el ciclo de clases, candidatos de la segunda consulta estamentaria fallida anunciaron que las elecciones deberán realizarse para el próximo año.

Candidatos exigieron realizar la consulta en el 2020.

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ

Ante la suspensión del proceso de elecciones por presuntas irregularidades para la escogencia de los cinco candidatos a optar por el puesto a rector de la Universidad Popular del Cesar, UPC, el día de ayer en rueda de prensa desde el Hotel Sicarare, cinco de los nueve participantes en la segunda consulta estamentaria anunciaron la solicitud de posponer las votaciones para el año 2020.

Jhon Jairo Díaz Carpio forma parte del grupo de candidatos que exigen que el Tribunal de Garantías Electorales en función a los planteamientos realizados frente las posibles irregularidades en la selección de los aspirantes al cargo de rector fijen una posición oficial del futuro de las elecciones en la universidad. “Nuestro planteamiento es que se haga de manera transparente, física y que se den las garantías a los candidatos”.

Lee también: ‘Viacrucis’ por elecciones en la UPC: así cerró la jornada

Díaz Carpio denunció la intervención de la universidad por parte del Ministerio de Educación. “La UPC, ya está intervenida por el ministerio y es muy irresponsable porque la ministra María Victoria Angulo, es la presidenta de Consejo Superior, y que muchas veces ha liderado las decisiones al interior del órgano”.

Ante la interrupción de las elecciones en su segunda consulta estamentaria la candidata Carmen Alicia Rivera Medina expresó que: “Nosotros desde el comienzo lo que hemos pedido es que se le dé la altura a este proceso que amerita un desarrollo democrático en una universidad pública, y como no se han dado las garantías, estamos en resistencia civil para que la administración de la universidad entre en cordura y permita que se ejecuten unos comicios transparentes como debe ser en cualquier claustro universitario”, señaló.

Durante la rueda de prensa, se dio a conocer que para cierre de año los tiempos para programar una nueva convocatoria son inviables debido a que los alumnos se encuentran en la última semana de clases y del 9 al 13 entran en fase de finales imposibilitando el desarrollo normal de unos comicios.

Creo que hay una imposibilidad física en que se realicen, queda esta semana de actividades normales, realizar las elecciones la próxima semana afectaría la participación masiva porque un estudiante no va distraer sus exámenes por un proceso electoral en la universidad. Lamentablemente, por todo lo que ha pasado el proceso de consulta tendrá que aplazarse para el año entrante”, manifestó Rober Romero Ramírez, quien agregó que la decisión final está en manos de las autoridades académicas.

Los candidatos solicitaron la presencia de la Registraduría Nacional del Estado Civil como ente garante del desarrollo operativo sin que afecte la autonomía del Comité de Garantías Electorales, ya que el pasado 28 de noviembre los funcionarios que debían resguardar las elecciones se ausentaron, la situación dio paso a presuntos actos irregulares por el abandono de las urnas.

Por otra parte, el también candidato Luis Alberto Caballero Freyte señaló que este proceso debe concluirse que no puede iniciarse uno nuevo. “Este se anula automáticamente, aquí no tiene validez ninguno de los pronunciamientos que se están haciendo que no son oficiales, para que se dé, debe realizarse en una sola vía y aquí no se ha dado”.

Lee también: Con elecciones suspendidas y sin rector encargado, ¿qué viene para la UPC?

Los aspirantes al cargo de rector denunciaron que en los pasados comicios hubo votos que no pertenecían a estudiantes de la universidad. Cuando los alumnos fueron a votar ya lo habían hecho por ellos, urnas dañadas, se presentaron dos conatos para que se suspendieran las elecciones y los jurados salieron corriendo y abandonaron las urnas y se venció todo. Nosotros estamos pidiendo transparencia en el plazo”, agregó Caballero.

Ante la posibilidad de que la Registraduría asuma el control de un proceso interno de elecciones. Rober Romero señaló como un acto curioso que la UPC no quiso solicitarle a la Registraduría el acompañamiento a los comicios.

Las elecciones anteriores las ha desarrollado y direccionado este ente y cuenta con la experiencia en ese tema y tiene la capacidad desde el punto de vista programático para hacerlo, aquí lo único que se realizó fue la solicitud de las urnas y los cubículos de los comicios pasados”.

De frente al panorama que se vive en la universidad y su desempeño académico con referencia a las demás universidades. El aspirante Juan Bautista Ochoa, señaló que la institución ha venido perdiendo competitividad y posicionamiento ante los demás profesionales.

La UPC dejó de ser popular, para convertirse en un botín político que generó una serie de carteles y esto es un hecho evidente desplazando los intereses académicos de la institución”. Caballero acotó que esta casa de estudio debe entrar en un proceso de resiliencia y sobreponerse ante la situación crítica que está viviendo”.

Lee también: Renunció rectora encargada de la UPC

Una Propuesta diferente

Darlyng Guevara manifestó que ella se considera una candidata respetuosa de las leyes y normas, pero que es una decisión que debe tomar el Tribunal de Garantías Electorales y el Consejo Superior por todo lo sucedido en el desarrollo de la consulta. “Yo me acojo a lo que diga el Consejo Superior, si se deben repetir o validar los resultados de Bellas Artes y docentes, es una decisión que a ellos les compete”.

Frente a la posibilidad de realizar nuevamente las elecciones, Guevara instó a que deberían hacerse este año si el tiempo no choca con el calendario académico.

No puede ser que un grupo de personas que no esté de acuerdo en que llegue alguien con un pensamiento diferente a la administración académica, y que por el solo hecho de no gustarle unos resultados, se nieguen a una consulta”.

La candidata hasta ahora electa nombró este acto como un ‘saboteo’ y exigió respeto a los candidatos, a los estudiantes, a la universidad y a la comunidad en general.

Por: Jorge Luis López González / EL PILÓN
Lopezgjorgeluis@gmail.com