Publicidad
Categorías
Editorial - 17 marzo, 2023

Centro Calle Grande, 20 años

Hay un motivo de celebración para los residentes y visitantes de Valledupar.


Hay un motivo de celebración para los residentes y visitantes de Valledupar.  “Caminando por la Calle del Cesar  de  arriba a abajo”, dice la estrofa, y a la vez recordar alegres   la ‘Banda borracha’, la canción clásica de Wicho Sánchez. La actual calle 16 fue el punto central en el que confluyó buena parte de la historia mágica, cultural y política de la vieja ciudad de los Santos Reyes.
 
Este 17 de marzo cumple 20 años el centro artesanal Calle Grande, creado en el año 2003 en la administración del alcalde Elías Ochoa Daza, con el objetivo de recuperar el espacio público de la zona céntrica de la ciudad que ocupaban los vendedores estacionarios de la época. 

“Pero no todos los vendedores que estaban ubicados en la ‘Calle del Cesar’ quisieron meterse a lo que hoy es el centro artesanal,   entonces a los artesanos que estábamos ubicados en diferentes partes de la ciudad nos ofrecieron la oportunidad. Después de un tiempo ahí, nos dimos cuenta que tenía futuro”, contó Roberto del Río, una de las personas que elabora y comercializa artículos en este núcleo comercial, tal como lo regístramos en la noticia publicada por este diario.

Hoy viernes 17 de marzo, a partir de las dos de la tarde inicia la celebración de aniversario de este lugar conformado por 37 locales, de los cuales  funcionan alrededor de 32, según el representante de la comunidad. 

 “Por local serían dos familias, aproximadamente, estaríamos hablando de 65 familias directas que estamos ahí”, explicó Del Río. Estarán funcionarios de la Secretaría de Desarrollo del municipio, Mercabastos (que regula la administración), la Cámara de Comercio.   

Se espera también la presencia del SENA, que ha contribuido a la formación de los comerciantes,  y la Casa de la Cultura,  que aportará una velada musical.
“Lo que queremos es mostrar y explicar el desarrollo que ha tenido el centro artesanal con todas las personas que se han vinculado porque formamos un eslabón de la cadena de turismo de Valledupar porque somos productivos y ha mejorado nuestra calidad de vida”,  concluyó el artesano. 

Este centro ofrece una variedad de productos de la región Caribe, desde Córdoba hasta La Guajira. Además de los productos de la cultura vallenata, se venden sombreros y hamacas de la sabana y Montes de María, esteras de Chimichagua o mochilas arhuacas  o wayús.

También pinturas, algunas que se trabajan en la parte posterior del sitio,  que cuenta con servicios y una amplia cafetería. A propósito, es de resaltar el éxito del café  Mi Nona, justo al frente, sobre la 16, el emprendimiento del  fotógrafo  Raul Garrido, que empieza a atraer visitantes a Calle Grande.

En los  pisos de arriba hay un parqueadero que con visión se construyó entonces y que ha sido competido por el desordenado  parqueo de carros y motos que hay  en el centro de la ciudad.

Es de esperar que la Alcaldía tumbe el muro e integre Calle Grande al patio de  la Academia de Historia y se le ofrezca al visitante un atractivo más en el centro de la manzana.