14 abril, 2019

Católicos celebran entrada triunfal de Jesús

A las 8:00 a.m., será la bendición de ramos en la catedral ‘Nuestra Señora del Rosario’ por parte del obispo Oscar José Vélez Isaza, quien presidirá la procesión, que irá desde la Catedral hasta la iglesia La Concepción.

Por: Annelisse Barriga / EL PILÓN
annelise.barriga@elpilon.com.co

Con el tradicional Domingo de Ramos, que da inicio a la Semana Santa, uno de los tiempos litúrgicos más importantes en la vida cristiana, los católicos celebran la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén. De acuerdo al sacerdote José Enrique Muñoz, “con este momento se inicia la parte cúspide del misterio de Jesús porque con ello se inaugura la pasión, muerte y resurrección”.

Subrayó: “A los feligreses se les invita para que iniciemos con Jesucristo de la mano nuestro paso de la muerte a la vida, para dejar atrás la vida de pecado, sin sentido, absurda, a una vida centrada en Cristo, que muriendo y resucitando nos devuelve el verdadero sentido de la vida. Es la oportunidad más propicia para que los católicos demos ese paso de ser personas nuevas, para romper con el pasado, para dar ese paso definitivo guiada por el Señor. No se trata de asistir a una cantidad específica de procesiones o de ritos, si no llevan al cambio”.

¡A CUIDAR EL MEDIO AMBIENTE!

Las ramas que se llevan a la celebración eucaristía, según Múñoz, expresaban la alegría, gozo y festividad del pueblo de Israel que recibe a su rey, no solo con ramas de Olivo, sino de árboles. “Había personas que se quitaban los mantos, lo tiraban para esperar que el rey entrara. Es la manifestación gozosa de saber que el Señor está en medio de su pueblo y va a obrar a favor de él. Hay muchos católicos que guardan los ramitos en su casa; eso es más tradición, son signos. Muchos sacerdotes estamos pidiendo que en lugar de cortar palmas, sembremos árboles, que salvemos nuestra casa terrenal”, manifestó.

Al respecto, el director de la Red de Fauna de Corpocesar, Edgar Patiño Flórez, enfatizó: “Es una época donde los recursos naturales se ven amenazados por la intervención del hombre. El equipo de la Red de Fauna de Corpocesar busca crear consciencia en las comunidades para que en sus actos religiosos no usen en el tradicional Domingo de Ramos palmas de vino y otras especies de flora que atentan contra el hábitat de la avifauna”.

Foto: Archivo.

MISAS

En la catedral ‘Nuestra Señora del Rosario’ la primera misa será a las 7:00 a.m., a las 8:00 a.m., será la bendición de ramos por parte del Obispo Oscar José Vélez Isaza, quien presidirá la procesión, que irá desde la Catedral hasta la iglesia La Concepción. A las 11:00 a.m., y a las 6:00 p.m., serán las últimas celebraciones eucarísticas.

PARA TENER EN CUENTA

-Este día se llama Domingo de Ramos o Domingo de Pasión, el segundo nombre proviene del relato que se lee hoy en las iglesias. Según el documento del Vaticano, el Domingo de Ramos “comprende a la vez el presagio del triunfo real de Cristo y el anuncio de la Pasión. La relación entre los dos aspectos del misterio pascual se han de evidenciar en la celebración en la catequesis del día”.

-En la procesión se personifica la entrada del Señor a Jerusalén, en la cual los cristianos celebran el acontecimiento, imitando las aclamaciones y gestos que hicieron los niños hebreos cuando salieron al encuentro del Señor, cantando el fervoroso “hossana”.

-Según la Iglesia católica, las hojas de palma o de olivo no deben mantenerse como amuletos en las casas, ni por razones terapéuticas o mágicas para disipar los malos espíritus o para evitar el daño que causan en los campos o en los hogares, puesto que son solo símbolos.

-Jesús reclama el derecho de los reyes en la entrada triunfal a Jerusalén. El papa emérito Benedicto XVI explica en su libro Jesús de Nazaret: desde la entrada en Jerusalén a la resurrección, que Jesucristo reclamó el derecho de los reyes, conocido a lo largo de la antigüedad, de demandar modos de transporte particulares. El uso de un animal (el burro) en el que nadie se había sentado aún es un indicador más del derecho de la realeza. Jesús quería que su camino y su accionar sean entendidos en términos de las promesas del antiguo testamento cumplidas en su persona.

-“Hossana” es un grito de júbilo y una oración profética en hebreo, que significa “sálvanos”. En el tiempo de Jesús esta palabra tenía matices mesiánicos. En la aclamación de “hosanna” se expresan las emociones de los peregrinos que acompañan a Jesús y a sus discípulos: la alabanza alegre a Dios en el momento de la entrada procesional, la esperanza de que la hora del Mesías había llegado. Al mismo tiempo era una oración que indicaba que el reinado davídico, y por lo tanto el reinado de Dios sobre Israel sería restablecido.