4 octubre, 2015

Calamidad pública en Cesar por Fenómeno de El Niño

Mientras siete municipios del Cesar se declararon en calamidad pública tras algún tipo de afectación, el Ministerio de Vivienda reporta dos poblaciones con riesgo de desabastecimiento de agua.

La falta de lluvias es la principal preocupación ante la inminente presencia del fenómeno de El Niño en la región Caribe. EL PILÓN / Archivo.

El fenómeno de El Niño llegó cuando menos se esperaba, en 2014 el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam) anunció su llegada con mucha fuerza especialmente a la región Caribe y Pacífica, sin embargo, el tiempo pasó y la eventualidad climatológica quedó en segundo plano.

Valledupar, El Copey, Curumaní, La Gloria, Bosconia, La Jagua de Ibirico y Gamarra son poblaciones seriamente afectadas tras la disminución de las lluvias y un aumento de las temperaturas particularmente en la región Caribe y andina de Colombia; estas poblaciones declararon calamidad pública con el fin de recibir apoyo nacional y darle solución a problemas agrícolas y al desabastecimiento de agua.

Este año, el Ideam al igual que el Ministerio de Vivienda reportan que El Niño aún no alcanza su máximo desarrollo y las altas temperaturas se extenderán hasta el primer trimestre del 2016. Hay más de 300 localidades en riesgo potencial de racionamiento y 120 municipios ya tienen algún corte del suministro.

El director de la entidad Omar Franco, dijo que la sequía que sufren las regiones Andina y Caribe, las más afectadas del país, se debe a un cúmulo de efectos adversos.

Al déficit sustancial de precipitaciones “de más del 50 % durante el mes de septiembre, se une el fenómeno de El Niño que ha provocado aumento de temperaturas de entre 5 y 6 grados en algunas regiones del país”, agregó Franco.

La escasez de lluvias y las altas temperaturas han ocasionado además numerosos incendios forestales, de los que unos 67 están activos actualmente, situación que el Ministerio de Ambiente calificó de “compleja”.

“El mes de septiembre cerró como el más caliente que ha tenido Colombia, producto del impacto del fenómeno de El Niño en el país”, aseguró Omar Franco.

El funcionario ha convocado a los colombianos a ahorrar agua. Los pronósticos climáticos arrojan información que no permite predecir hasta cuándo durará la sequía, porque hubo desatención de los mandatarios regionales a las alertas emitidas por el Ideam.

La página de registros del Ideam no reporta alertas para el departamento del Cesar, pero si la máxima en La Guajira donde existe “amenaza moderada de ocurrencia de incendios de la cobertura vegetal”.

Por ahora las menores precipitaciones se acentuaron entre julio y agosto, siendo más notorias en La Guajira, Atlántico, Magdalena, norte del Cesar, Norte de Santander, Tolima, Huila, Valle, Cauca, Risaralda, Caldas, Quindío, Nariño, el occidente de Cundinamarca y el occidente de Boyacá.

El ministro de Vivienda, Ciudad y Territorio, Luis Felipe Henao Cardona ha venido mostrando preocupación tras los reportes de 238 municipios con racionamiento de agua.

Los departamentos más afectados son: La Guajira con 10 municipios, Bolívar, Cauca y Caldas con 14 respectivamente, Valle reporta 17, Magdalena 18, Boyacá 19, Cesar siete, Huila 12, y el que más municipios tiene con racionamiento del preciado líquido es Cundinamarca con 34.

“Hasta el momento se han asignado recursos por 107.742.748 millones para obras de atención de emergencia y para la reducción de riesgo en Amazonas, Antioquia, Arauca, Bolívar, Boyacá, Caldas, Caquetá, Casanare, Cauca, Cesar, Chocó, Córdoba, Cundinamarca, Guaviare, Huila, Meta, Nariño, Norte de Santander, Risaralda, Santander, Sucre, Tolima, Valle del Cauca y Vaupés”, explicó el ministro de Vivienda.

Una de las muestras más claras de los estragos del Fenómeno de El Niño es la disminución del caudal del río Magdalena, que se encuentra en los niveles más bajos de su historia.

Inversiones
En el Departamento de La Guajira el Gobierno Nacional con el Servicio Geológico Colombiano y la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres, han entregado 10 pozos; Manaure y Riohacha, tres y tres, Uribia y Maicao, con dos cada uno, entre ellos el de Siapana (En la alta Uribia) que tiene una profundidad de 465 metros, siendo el más importante del Departamento.

Mientras que en el Cesar la Gobernación entregó dos pozos profundos, unos en el corregimiento de Aguas Blancas (capacidad de producción 20 litros por segundo) y otro en Mariangola, que serán conectados a los acueductos comunitarios en cada población.

Valledupar, El Copey, Curumaní, La Gloria, Bosconia, La Jagua de Ibirico y Gamarra son poblaciones seriamente afectadas tras la disminución de las lluvias y un aumento de las temperaturas.

Por Carlos Mario Jiménez / EL PILÓN
carlos.jimenez@elpilon.com.co