16 marzo, 2016

Bajón en producción de leche y carne en el Cesar

El Fenómeno de El Niño ha dejado grandes pérdidas en el sector ganadero de la región, puesto que la producción de leche y carne bajo considerablemente.

La producción de leche y carne no es la mejor en el Cesar y en el resto del país. Joaquìn Ramìrez/EL PILÒN

Los ganaderos del Cesar no viven su mejor momento en términos de producción debido al fenómeno climático de El Niño que ha reducido la producción de leche en más de un 60%. Así lo manifestó el presidente del Fondo de Ganaderos del Cesar, Hernán Araújo Castro.

El líder gremial explicó que la natalidad se ha caído más del 45%, por lo que la producción de leche y carne no es la mejor y la crisis que afronta no sería superada en un largo tiempo.

“Si hoy empezara a llover y se normalizara la producción, la recuperación de los hatos ganaderos se daría como mínimo en un año, en cuanto a los niveles de preñez y desarrollo corporal se refiere”, indicó Araújo.

Hoy en día el kilo de novillo gordo, que es muy escaso, se consigue en promedio a $3.400; el kilo de carne de vaca de descarte está entre $2.800 a $3.000; el litro de leche caliente se encuentra entre $900 a $950; y el litro de leche fría a $1.100.

Por su parte, el ganadero José Enrique Mindiola percibe como incierto el futuro de la ganadería, puesto que en la actualidad los afecta la sequía, que ha disminuido la producción y como si fuera poco ya se pronostica el fenómeno de La Niña, que alargaría la crisis de la ganadería.

“La leche no ha aumentado como debería subir por este panorama, puesto que los comercializadores argumentan que los consumidores no tienen recursos para adquirirla. Hay escasez de ganado”, aseveró Mindiola.

Entre tanto, William Fuentes Lacouture, también como representante del gremio, aseveró que la producción de leche y carne están por el suelo. “Las pocas personas que están ordeñando aseguran que la producción bajó en un 30%. En su gran mayoría no pueden hacerlo por la situación del clima.”Este año se han agrupado varios factores que nos ha afectado: el fenómeno de El Niño, el empalme de los gobernantes y el hecho que el Gobierno Central ha dejado de enviarnos subsidios. Por los veranos intensos no hay animals y los que hay los venden muy caros.

Poco se está ordeñando, los que tienen tanques lo hacen, pero a pérdidas”, argumentó.

Voz de Fedegán
De acuerdo con la Federación Colombiana de Ganaderos, Fedegán, el lácteo cayó un 1,2 %, cifra que no se registraba hace varios años, y la carne aunque arrojó un indicador positivo lo debe a las medidas extremas a las que han acudido los productores en aras de disminuir sus pérdidas.

Para el caso de la leche, la producción anual cayó un 1,2 %, “una cifra desalentadora y que no se registraba desde hace varios años. Si bien sabemos que El Niño explica parte de lo que pasó, también lo es el exagerado nivel de importaciones hecho por la industria nacional”, expresó el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, a través de un comunicado.

El dirigente gremial confirmó que la cifra de las importaciones de 2015 fue la segunda más alta de la historia, con 31 mil toneladas, luego de las registradas en 2012, una situación que impacta de manera directa el bolsillo del ganadero colombiano.

En cuanto al sacrificio de ganado bovino, la cifra del cuarto trimestre fue del 3,6 % y un 1,3 % anual. Aunque el indicador del rubro es positivo, Lafaurie señaló que espera que no vaya a salir nadie del Gobierno a distorsionar la realidad. “Nos gustaría que el sacrificio estuviera respaldado por un aumento del inventario bovino, pero realmente responde a situaciones como el clima, desplazamiento y muerte de bovinos”, sostuvo.

Annelise Barriga Ramírez/EL PILÓN