10 enero, 2021

Atracan bus que transportaba a turistas hacia el Cabo de la Vela

El gobierno departamental recordó e hizo un llamado a las empresas dedicadas al turismo y a las personas que de manera particular pretendan llegar hasta el norte de la península para que soliciten el acompañamiento del Ejército y la Policía que han establecido horas de salida en caravanas para evitar este tipo de hechos delictivos.

Un vehículo que se dirigía hacia el Cabo de la Vela, ubicado en la península de La Guajira, que transportaba a turistas del departamento de Santander fue abordado por tres delincuentes con rasgos indígenas que amenazaron al conductor, lo obligaron a detenerse, a abrir las puertas y procedieron a despojar de sus objetos personales a los visitantes.

El hecho ocurrió a la altura del kilómetro 85 de la vía que conduce desde Uribia hacia la alta Guajira, unos sujetos desconocidos y que en este momento son buscados por las autoridades interceptaron el bus que pertenecía a una agencia de Bucaramanga y les quitaron lo que llevaban; dinero en efectivo, celulares y otros objetos personales”, indicó José Emilio Sierra, director de la oficina de Turismo Departamental.

Sierra agregó que la agencia encargada del viaje no coordinó con las autoridades del territorio la llegada de los turistas; incluso, pasaron antes de que se establecieran los controles en la vía de acceso.

Esto es algo que viene ocurriendo de manera frecuente, las agencias evaden los controles que se están estableciendo para mirar las ocupaciones de los vehículos y controlar el aforo en la zona; tenemos los controles necesarios para garantizar protocolos de bioseguridad, que los vehículos cuenten con los documentos legales para su movilización por el territorio y sobre todo para garantizar la seguridad de quienes nos visitan, pero esta agencia ingresan en las madrugadas o en las noches poniendo en riesgo la integridad de sus clientes”, dijo.

Finalmente, el gobierno departamental recordó e hizo un llamado a las empresas dedicadas al turismo y a las personas que de manera particular pretendan llegar hasta el norte de la península para que soliciten el acompañamiento del Ejército y la Policía que han establecido horas de salida en caravanas para evitar este tipo de hechos delictivos.