3 febrero, 2019

Ataques a ganaderos serían de delincuencia común

El brigadier general, Miguel Eduardo Bastidas, tiene a cargo 19 municipios del Cesar y todo el departamento de La Guajira.

Así lo dio a conocer el comandante de la Décima Brigada del Ejército, Miguel David Bastidas, al indicar que los elementos hasta ahora analizados no involucran a Grupos de Organizaciones Armadas con el secuestro en Chimichagua, la muerte de Juan Felipe Ustariz y asalto masivo a fincas en Bosconia.

Varias acciones violentas registradas en los últimos meses en el departamento del Cesar como el secuestro de la agricultora Ana Sofía Vargas Bernal en Chimichagua, el rapto y homicidio de Juan Felipe Ustariz y el asalto masivo con violaciones sexuales en fincas de Bosconia, donde parte de las víctimas son ganaderos, ha propiciado una serie de debates o interrogantes en este gremio de la región que hacen relevante la necesidad de analizar el panorama actual de las estrategias de seguridad que manejan las autoridades.

Por eso, EL PILÓN dialogó con el comandante de la Décima Brigada Blindada del Ejército Nacional, brigadier general, Miguel Eduardo David Bastidas, para conocer de antemano el panorama actual de los esquemas de seguridad en las zonas rurales, además de analizar las medidas a implementar.

Las últimos hechos criminales han involucrado al gremio ganadero y aunque se han hecho estrategias hasta ahora parecen no ser muy efectivas.

¿Cómo trabajan el tema?

Usted me dice que algunas estrategias ellos sienten que no funcionan, pero es muy difícil en una extensión tan grande poder tener un soldado o un policía a cada metro. Se han hecho reuniones con ellos con diferentes gremios de ganaderos del Cesar, La Guajira e incluso dentro de este departamento se han hecho por regiones, hemos buscado trabajar con ellos algo que sea mucho más efectivo como incrementar nuestra red de participación cívica como fortalecer los sistemas de comunicación, para mí lo más importante, cuando hablaba con uno de ellos les decía: si tenemos la información puntual, la reacción es puntual. Un ejemplo es el caso que pasó en el que asaltaron las fincas (Bosconia) eso empezó desde las cinco o seis de la tarde, nosotros como Ejército nos enteramos a las cuatro de la mañana del día siguiente pero tan pronto nos enteramos, que eso fue en áreas del Batallón La Popa, se reaccionó y se pudo recuperar el tractor.

Entonces, ¿en qué se estaría fallando?

Una de las grandes falencias que tenemos es los medios de comunicación, además estos delincuentes… ubican los sitios donde hay mala señal de celular. Me cuentan que en las fincas (donde hubo robo) hay mala señal de celular, entonces claro, el sistema de reacción o información oportuna quedó casi anulada. Entonces miremos, hay nuevas tecnologías de pronto algunas antenas de señal satelital que nos permita generar la información oportuna. Créame que tanto Ejército como Policía si nosotros recibimos información oportuna la reacción va ser igual y eso lógicamente disminuirá estos hechos delincuenciales.

¿Qué tanta capacidad de cobertura tiene el Ejército?
La Décima Brigada tiene aproximadamente un total de casi 11 mil seres humanos pero también tiene un área a cargo supremamente extensa, la brigada responde por todo el departamento de La Guajira o sea sus 15 municipios completos y por 19 municipios del Cesar. Nosotros llegamos de Valledupar hasta La Gloria, el puente Besotes es nuestro último límite. Nosotros lo que hacemos es dividir nuestros batallones, les asignamos jurisdicciones. En el Cesar tenemos el Batallón La Popa, Batallón de Ingenieros de Murillo, Batallón Energético vial N°2, Batallón Energético Vial N°3, tenemos un Grupo Gaula Cesar y un Grupo Meteoro, que es el que nos ayuda a cuidar toda la ‘Ruta del Sol’ que es un área crítica.

Pero no todos se encargan de la zona ganadera…
En este caso tenemos muy comprometidos al Batallón La Popa, al Batallón Murillo, Al Batallón Energético Vial N°2 y lo que hemos hecho es que cada uno de esos comandantes han tratado de generar una serie de reuniones con los ganaderos de su zona porque yo la puedo tener desde acá y la estamos construyendo pero que mejor que la información sea directa con el comandante que está en el área en el momento.

¿Cuáles considera que son las áreas difíciles en el Cesar?
Tengo una zona muy crítica que es el sur del Cesar, todo lo que es la ruta del sol dentro de Curumaní, Pelaya, Pailitas, La Gloria, La Mata, son áreas que son difíciles porque ahí tenemos un activo estratégico que es la Ruta del Sol. Ya mucho para acá tenemos el sector que aunque no es espacio crítico, por el tema de los ganaderos y de la comunicación entre Codazzi, Bosconia y San Diego, hay lo que llamamos puntos muertos donde la comunicación se complica, ahí tratamos de cargarle la mano para que haya mayor presencia nuestra.

¿Será que por estar más atentos en un lugar se descuida las otras regiones?
No. Además no podemos, nosotros tenemos que apuntarle a todo porque para eso estamos. Ahora hay que aclarar una cosa, aunque nuestra relación con la Policía es estrecha, sobre todo con el coronel Pedraza y hemos logrado un equipo de trabajo, hay unos roles que no son propios del Ejército. Nuestro rol es muy rural e incluso la misma ley lo dice, es contra los GAO (Grupos Armados Organizados) que en este caso son ejemplo el Eln, Clan del Golfo, Los Puntilleros, Los Pelusos. Esa es la misión institucional del Ejército pero entendiendo que tenemos que apoyar y fortalecer la seguridad en la región estamos en apoyo a muchas actividades de la Policía.

A parte del Eln, ¿qué otro grupo delinque en el Cesar?
Nosotros tenemos información histórica y actual que el GAO que tenemos con nuestros límites, porque al sur del Cesar limitamos con el Catatumbo, y que todo país sabe, es que tenemos allá un frente del Eln, es lo que tenemos. Pero en esta zona del centro…actualmente no tenemos una información de Grupos Armados Organizados en la zona.

O sea que se podría atribuir a la delincuencia común el secuestro de la señora Ana Sofía Vargas, rapto y homicidio de Juan Felipe Ustáriz y ataque a fincas en Bosconia…
Sí, y lo digo porque al momento de las investigaciones de la mano del CTI de la Fiscalía, en el caso Ustáriz se hizo un equipo de trabajo dinámico… y nada indica o hay un elemento de prueba que diga que fue un grupo armado organizado. Al contrario se está más bien tipificando como delincuencia común. Lo que pasó hace días (Bosconia), incluso hicimos reuniones y el CTI nos dice que ya lleva una investigación adelantada con un sujeto identificado y se está trabajando con la población para identificar a los otros sujetos. Eso es un trabajo de Fiscalía, de policía judicial, entonces nada en el momento, y lo digo con toda tranquilidad, nos ha dicho que sea un GAO, es delincuencia común.

¿Ni el secuestro de la señora Ana Sofía Vargas?
El secuestro de ella que es un sector más debajo por allá en el sector de La Mata, nada nos ha certificado que sea Eln…porque estas estructuras tienen unos comportamientos muy claros y establecidos, entonces si fuera Eln ya hubiesen salido reivindicarse porque a ellos les interesa mostrar eso o hicieran peticiones a la familia pero no ha habido nada. Como el caso de Ustáriz algunos trataron de decir que era Eln porque llegaron encapuchados pero ¿tener una capucha los tipifica como del Eln? No.

Unos ganaderos muestran interés de un permiso especial para portar armas, ya que estas si llegan a los delincuentes. ¿Qué piensa de eso?
Otro día que hablaba con el gremio de ganaderos ellos me decían con justa razón y toda la decencia sobre las armas, pero en vez de pedir las armas por qué no fortalecemos mejor nuestros procesos de información. Tenemos un caso por los lados de La Jagua donde se recuperaron 50 cabezas de ganado y, ¿cómo lo hizo la tropa?, netamente por información, porque hay una excelente red entre las fincas y ganaderos, los cuales dijeron ‘vimos el ganado, el carro’, entonces se pudo hacer seguimiento y recuperar el ganado.

Ahora que ha pasado todo esto ¿Qué nuevas estrategias piensan aplicar?
Vamos hacer un estudio en esa zona donde el celular no entra bien, a ver que mecanismo de comunicación puede llegar bien, o una antena que nos facilite tener la información oportuna; es necesario un proceso de educación, es decir, hay que decirles a nuestros administradores y a la gente de la finca los rasgos que pueden detectar y llamar porque hay unos patrones para que la gente pueda determinar y saber si está en riesgo.

Marllelys Salinas M. / EL PILÓN
marllelys.salinas@elpilon.com.co