5 octubre, 2015

Así se han gastado $3.2 billones en la Gobernación del Cesar

EL PILÓN analizó la información que reposa en el Consolidador de Hacienda Pública (CHIP) del Ministerio de Hacienda, relacionada con el presupuesto de inversión de la Gobernación del Cesar del periodo 2012-2015. Mientras el presupuesto para indemnizaciones superó los 72 mil millones, el de la agenda ambiental solo alcanzó los 20.226 millones.

El departamento del Cesar ha contado con un presupuesto de inversión desde el primero de enero de 2012 a la fecha de 3,2 billones de pesos destinados a los sectores agropecuario, agua potable y saneamiento básico, ambiental, promoción social, cultura, deporte y recreación; desarrollo comunitario, educación, equipamiento, fortalecimiento institucional, justicia y seguridad; prevención y atención de desastres, promoción del desarrollo, salud, servicios públicos, vivienda de interés social, transporte, entre otros.

Llama la atención que del abultado presupuesto de 3,2 billones de pesos, el gobierno departamental de Luis Alberto Monsalvo Gnecco destinó a gastos de inversión para el cuatrienio un total de 72.291 millones al pago de indemnizaciones. Esta información que reposa en el Consolidador de Hacienda Pública del Ministerio de Hacienda, Sistema CHIP, muestra que durante el 2012 este gobierno comprometió para esa vigencia 19.114 millones de pesos, para el 2013 un total de 19.130 millones, en el 2014 la suma de 16.524 millones y para el 2015 que aún no finaliza 17.523 millones.

Estos recursos se encuentran en el rubro de Fortalecimiento Institucional al cual el gobierno Monsalvo le destinó para el cuatrienio recursos por el orden de los 108.660 millones.

En Fortalecimiento Institucional por ejemplo, se encuentra además de los recursos que se destinan a indemnización, los gastos para capacitación, burocracia ésta que puede ser tecnológica o de recurso humano.

Muestra el Sistema CHIP que, por ejemplo, en 2014, el Departamento destinó para Fortalecimiento Institucional un total de 27.896 millones de pesos, de los cuales 11.372 millones de pesos fueron para programas de capacitación y asistencia técnica y 16.524 millones de pesos para indemnizaciones.

Entre tanto, para este año los recursos para Fortalecimiento ascienden 27.565 millones de pesos, de los cuales en capacitación y asistencia técnica fueron destinados 10.042 millones de pesos y para indemnizaciones 17.523 millones de pesos.

Pobre agenda ambiental

Llama la atención en la inversión que ha hecho el Departamento en los últimos dos años, que pese a las alertas por el Fenómeno del Niño y de los llamados incluso del mismo Papa Francisco para unir fuerzas para enfrentar el cambio climático, el gobierno del Cesar le haya destinado a la agenda ambiental solo 3.280 millones de pesos en 2014, y que además siendo éste un departamento agropecuario, le haya asignado al sector agropecuario 4.335 millones para esa misma vigencia.

Según los datos del CHIP, el gobierno departamental le dio prioridad al fortalecimiento institucional, mientras que impulsó poco el desarrollo de la región porque las asignaciones que podrían haber generado ese estímulo fueron precarias, pese al grito que lanzaron durante todo ese año los productores ahogados por la crisis generada por la sequía y la pérdida de cultivos.

Para este año y a pesar de las reiterativas alertas por la sequía, el Departamento volvió a hacerse el de la ‘oreja sorda’ y en vez de aumentar los recursos para la agenda ambiental, los disminuyó a 2.543 millones de pesos.

En lo que sí se notó un incremento, pero por los recursos con los que se comprometió el gobierno nacional, fue en el sector agropecuario, allí el crecimiento fue de 2,5% frente al 2015, al pasar de 4.335 millones en 2014 a 15.348 millones, de estos 11 mil millones corresponden al Desarrollo de Proyectos Productivos en el marco del Plan Agropecuario asignados por el Gobierno Nacional.

Agua potable

Una de las consignas del gobernador Monsalvo durante su campaña a la Gobernación del Cesar en 2011 fue que acabaría con el ‘plan totuma’ y en ese sentido destinó para agua potable y saneamiento básico la suma de 194.294 millones de pesos en el cuatrienio, de los cuales para 2012 asignaron 39.020 millones, en 2013 la suma de 61.338, para el 2014 recursos por 48.819 y para el 2015 más de 45.115 millones; sin embargo, en la mayoría de municipios del Cesar no llega el agua y en casos como Bosconia las protestas por falta del líquido son permanentes.

Un sector al que el gobierno departamental le ‘metió’ la ficha y tiene caminando es el de transporte, relacionado especialmente con vías. En ese sentido, a este ítem le asignó durante el cuatrienio 547.074 millones de pesos, recursos que fueron invertidos en el arreglo, mejoramiento y rehabilitación de vías.

De los cuatro años, la menor inversión en vías estuvo en 2012 con solo 62.495 millones; mientras que en 2013 repuntó a 145.775 millones, para el 2014 la asignación fue de 181.262 millones y para este año se disminuyó a 157.541 millones.

A la salud el Departamento le destinó para el cuatrienio un total de 421.989 millones que incluye las transferencias del Sistema General de Participación (SGP), recursos situados por el Ministerio de Salud, de los cuales la menor destinación fue para el 2015 con 70.816 millones, contrario a 2014 cuando fue de 106.673 millones; en 2013 la suma de 106.220 millones y en 2012 un total de 138.278 millones de pesos.

Una cartera que no ‘levanta cabeza’ en el Cesar es la de educación, la que no solo ha perdido el examen sino que además al principio del gobierno fue salpicado por escándalos. A este sector el Departamento le asignó 1,4 billones de pesos en el cuatrienio, siendo el 2014 el año al que más recursos le asignaron con 381.400 millones, incluidas las transferencias del SGP.

A esta cartera, el gobierno departamental, incluidos los recursos de transferencia del SGP, le destinó para este año la suma de 380.423 millones.

La seguridad que tanto claman los cesarenses contó con una asignación para estos cuatro años de 53.110 millones, de los cuales la mayor inversión la tuvo el 2015 con 20.662 millones, contrario al año pasado cuando fueron asignados 16.254 millones de pesos.

Uno de los programas banderas del presidente Juan Manuel Santos, quien pertenece al partido de la U, el mismo por el que fue electo el gobernador Luis Alberto Monsalvo, es el de la vivienda, al cual en el Cesar le fueron asignados para el cuatrienio 37.806 millones de pesos, y fue el 2013 con 17.402 millones el año al que más recursos le fijaron, pues tanto en 2014 como en 2015 las asignaciones fueron de 7.918 y 7.803 millones, respectivamente.

No hubo inversión

Uno de los ítems que resalta por la baja inversión presupuestada es el de Desarrollo Comunitario, el cual solo tuvo asignación para el año de 2012 de 1.772 millones, para las vigencias de 2013, 2014 y 2015 no le destinaron recursos.

Otros sectores

A la Cultura para el cuatrienio le asignaron 34.477 millones, de los cuales 9.092 millones fueron para 2015; 10.337 millones en 2014; 8.401 millones en 2013 y 6.646 millones en 2012.

A Recreación y Deporte la asignación fue de 117.471 millones, de los cuales la mayor destinación fue para este año con 41.568 millones; le sigue el 2014 con 32.037 millones; el 2013 con 31.932 millones y 2012 con 11.932 millones.

A Prevención de Desastres le asignaron para el cuatrienio un total de 3.670 millones, de los cuales para el 2015 le destinaron 1.143 millones, en el 2014 solo 234 millones; el 2013 un total de 1.402 millones y el 2012 la suma de 889 millones.

De acuerdo con este presupuesto de inversión, cada cesarense tuvo una inversión per cápita de 3,1 millón de pesos.

La cartera de mayor inversión en este cuatrienio fue la educación con 1,4 billones de pesos, sin embargo, ésta no levanta cabeza en el Cesar.

Redacción