24 junio, 2010

Asentamiento de cinco invasiones en Valledupar

Iniciarán diligencias de desalojo El secretario de gobierno municipal, Robert Romero Ramírez, ratifico ayer que la ley es clara y que no se permitirá, por ningún motivo, que proliferen las invasiones en Valledupar. La advertencia de Romero Ramírez se produce en respuesta a que se han registrado, en diferentes sectores de Valledupar, el asentamiento de […]

Iniciarán diligencias de desalojo

El secretario de gobierno municipal, Robert Romero Ramírez, ratifico ayer que la ley es clara y que no se permitirá, por ningún motivo, que proliferen las invasiones en Valledupar.

La advertencia de Romero Ramírez se produce en respuesta a que se han registrado, en diferentes sectores de Valledupar, el asentamiento de cinco invasiones, en las cuales varias familias, en su mayoría desplazadas, han armado pequeños ranchos.

De acuerdo a lo establecido en la ley, las invasiones no están permitidas, sin embargo entre el barrio La Nevada y la urbanización Tayrona está Villa Unión; en el barrio Nueve de Marzo, margen derecha del río Guatapurí hay otra; en la parte media, unos metros antes de llegar al puente Hurtado varias familias levantaron unos ranchos; entre Mareigua y El Páramo están instaladas 60 familias; mientras que a un costado de la urbanización Villa Taxi está la invasión ‘Si nos dejan’, la cual ya fue desalojada y la reinvadieron.

Anuncian desalojos

“Teníamos suspendidas las prácticas de desalojo por el tema electoral, debido a que la fuerza pública estaba concentrada en el tema de orden público, pero ya los inspectores están fijando las fechas para comenzar la próxima semana a desalojar a las personas que están en estas cinco invasiones”, expresó Romero Ramírez.

El representante de la cartera de gobierno municipal, dijo que “hay personas inescrupulosas que se aprovechan de quienes no tienen vivienda y les venden lotes que son del municipio o de particulares, y a eso le vamos a poner correctivo”.
Por su parte, las personas que están invadiendo estos predios, a sabiendas   que no les pertenecen, indicaron que armaron los pequeños ranchos por la necesidad de tener una vivienda.