10 abril, 2021

Arbolado de Valledupar, a la espera de políticas de conservación y siembra estratégica

El tratamiento de los árboles enfermos, que ascienden a más del 60 %, la ampliación de la cobertura vegetal en el área urbana, un plan de siembra estructurado, entre otros temas, fueron los puntos que se tocaron durante el foro ‘Hablemos del árbol’.

Panel del foro ‘Hablemos del árbol’.

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Este viernes, El PILÓN, en alianza con varias empresas, realizó la cuarta versión del foro ‘Hablemos del árbol’. En este espacio intervinieron expertos en el manejo del arbolado urbano, la Secretaría de Medio de Ambiente del Cesar, la Alcaldía de Valledupar, Drummond y la Mesa del Árbol. El encuentro dejó nutridas conclusiones y proyectos para reforzar la arborización de la capital del Cesar.

Lee también: El papel de los árboles en la planeación de ciudad, hablan los expertos

Entre estas se destacaron la imperiosa necesidad del trabajo mancomunado entre la sociedad civil, la Mesa del Árbol, una organización de carácter ambientalista, y las instituciones públicas, para poner en marcha el Plan de Manejo de Arbolado Urbano de Valledupar, el cual establece que una siembra efectiva es posible luego de hacer una planeación que incluya la caracterización de las especies nativas y un estudio del lugar idóneo para sembrarlos.  

Durante el evento participaron autoridades nacionales del tema de arbolado urbano y paisajismo, como la Asociación Colombiana de Arboricultura, ACA, de la mano de su presidenta Nury Cobo. La experta señaló que la principal función de la asociación es fomentar las buenas prácticas profesionales en arboricultura y la conciencia sobre los múltiples beneficios que los árboles brindan. Cobo aseveró que las personas que se dedican al manejo del arbolado urbano deben certificarse como arboristas, para desarrollar su trabajo de forma técnica.

BARRANQUILLA COMO MODELO

En el foro también intervino Katia Navarro, gerente de Siembra Barranquilla. La funcionaria destacó el trabajo que ha realizado por 10 años esta ciudad del Atlántico, la cual le apostó a la recuperación de espacios deportivos, por medio de la arborización, y de escenarios paisajísticos de una amplia cobertura vegetal.

Navarro comentó que anteriormente Barranquilla tenía precarios resultados en materia de espacios verdes y por ello tomaron la decisión de realizar una intervención en diferentes zonas de la ciudad donde el arbolado urbano había muerto.

 “Desde que inició la operación Siembra Barranquilla se han sembrado 250.000 metros cuadrados de paisajismo en espacios urbanos. Los recursos para el mantenimiento de estas zonas verdes, el trasplante del arbolado urbano, las herramientas y demás insumos son financiados por una inversión anual de $40.000 millones. Este dinero proviene del Distrito”, manifestó Navarro.

No dejes de leer: “Es apremiante una secretaría de Medio Ambiente”: Mesa del Árbol de Valledupar

Agregó que en un esfuerzo conjunto con el sector privado y un grupo de expertos analizaron los suelos de la ciudad y las diferentes topografías para identificar qué especies de árboles iban acorde y en qué zonas podían ser sembrados. De estas investigaciones determinaron que el roble morado, acacia, olivo verde, lluvia de oro, uva playa, entre otros, eran los ideales.

Este programa también cuenta con un vivero de 53.000 hectáreas destinadas a la producción arbórea, ubicado en el corregimiento Los Pendales, en el municipio de Luruaco, Atlántico. Además, tiene un inventario en proceso de 80.000 árboles con capacidad de cosecha de 320 árboles diarios.

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

EL CESAR, EN CAMINO

El secretario de Ambiente del Cesar, Andrés Meza, señaló que aunque Barranquilla le lleva al departamento varios años en el proceso de arborización y recuperación paisajística, en el territorio ya se empezó a realizar una estrategia de arbolado urbano conocida como ‘Valledupar Ciudad Bosque’, integrada en el Plan de Arbolado Urbano de la ciudad.

“Se busca ampliar la cobertura vegetal en la ciudad construyendo el primer bosque urbano. Esta meta se realizará con la ayuda de la administración municipal para poder identificar las áreas donde se puedan sembrar los árboles. Para este año se tiene contemplada la erradicación de 100 de estos organismos vegetales que están muertos, 400 siembras y 500 podas”, manifestó Meza.

Comentó que tanto el departamento como Valledupar cuentan con las condiciones geográficas y climáticas para una mayor arborización. En este sentido acotó que por medio del Vivero Departamental del Cesar se producirán 4 millones de árboles que contribuirán a la oxigenación del departamento y al mejoramiento del clima.

En materia de formación, agregó que la Secretaría de Ambiente del Cesar sostendrá una reunión con la Alcaldía municipal para formar a las primeras 20 personas, las cuales se certificarán en arboricultura por medio de la Asociación Colombiana de Arboricultura.

DOLIENTES

Por otro lado, una de las quejas de los miembros de la Mesa del Árbol es que en Valledupar el tema ambiental no tiene “doliente”. Aunque reconocen que la inclusión de la temática ambiental en la Secretaría de Desarrollo, Ambiente y Turismo, fue una decisión positiva le solicitan a la administración municipal que la ciudad tenga su propia Secretaría de Ambiente.

Te puede interesar: Se tomarán medidas “severas” con los árboles enfermos

De acuerdo con Víctor Martínez, miembro de la Mesa del Árbol, es imperativo un mayor control del arbolado urbano de Valledupar por parte de la municipalidad y el departamento del Cesar, debido a que las especies que fueron sembradas en el pasado no fueron producto de una planeación ni caracterización. Esto ha provocado accidentes, cuando estos árboles caen en las vías o que el organismo vegetal sufran daños por estar ubicado en sectores industriales.

Precisó que el Plan de Manejo de Arbolado Urbano de Valledupar cuenta con todos los parámetros para que estas plantas tengan una mejor calidad de vida y ampliar la cobertura vegetal de la ciudad, sin embargo, no ha sido puesto en marcha a cabalidad.

Al respecto, el secretario de Ambiente del Cesar, Andrés Meza, señaló que se pondrá de acuerdo con la Mesa del Árbol para hablar sobre el plan de arbolado urbano y determinar los pasos a seguir para poder utilizar de forma estructurada dicho manual.

Más del 60 % del arbolado urbano de la capital del Cesar está enfermo. FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.

PODAS

Otro de los puntos sensibles tratados durante el debate fue el correcto manejo de los árboles. Cabe destacar que la primera debilidad es que no existe un diagnóstico del estado fitosanitario de más del 60 % de los árboles que están enfermos en la ciudad. Esta fue una de las quejas de los ambientalistas durante el foro.

De acuerdo con los expertos, las enfermedades que presentan estos organismos vegetales se deben en su mayoría a podas y talas inadecuadas por parte de particulares que no cuentan con la capacitación ni las herramientas para realizar estas intervenciones.

Lee también: Una riqueza natural que puede ser un problema

Según Robinson Valencia, director regional de operaciones de Interaseo, a pesar de que la empresa realiza estas intervenciones con el personal idóneo, hay una constante lucha con los ciudadanos que ofrecen dicho servicio a la comunidad a un costo inferior. Debido a que los vallenatos buscan la economía prefieren contratar a estos “podadores informales” en vez de solicitar el apoyo de la compañía. Esto provoca la muerte de muchos árboles porque los particulares usan podas agresivas y rudimentarias que enferman el organismo vegetal.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN.