10 junio, 2019

ANI adjudicó contrato para operación de vía férrea

Un contrato de más de 96 mil millones de pesos y tiene por objetivo la operación y el mantenimiento de dos corredores férreos.

Un contrato por $96.118 millones entregó la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI) al Concesionario Ibines para el mantenimiento, conservación, administración, vigilancia, señalización, control de tráfico y operación de los corredores férreos Bogotá – Belencito y La Dorada – Chiriguaná.

La duración del contrato es de 12 meses y se invertirán $44.742 millones en el corredor Bogotá – Belencito y $51.376 millones entre La Dorada – Chiriguaná (Cesar). En el proceso de licitación, que inició el pasado 6 de marzo se presentaron cuatro consorcios, integrados por empresas de origen español, portugués, chino y colombiano.

“Con esta adjudicación mostramos el interés y el propósito del Gobierno Nacional por seguir construyendo infraestructura al servicio de las regiones y la competitividad del país. La hoja de ruta marcada en el Plan Nacional de Desarrollo, continúa avanzando en el propósito de entregar una infraestructura moderna, que impulse el desarrollo del país y mejore la calidad de vida de los colombianos”, afirmó el presidente de la ANI, Louis Kleyn.

Ibines, el consorcio ganador, está conformado por Iberovias empresa Constructora Sucursal Colombia (40 %), Espina y Delfín Colombia (10 %), Infraestructura Nacional Ltda. (25 %) e Ingeral Compañía S.A.S. (25 %), y su principal tarea será la de promover de la mano del Ministerio de Transporte y la ANI, la consolidación de las operaciones comerciales en el país e impulsar la multimodalidad.

En el momento, el corredor Bogotá – Belencito tiene una capacidad anual de tres millones de toneladas, mientras el corredor la Dorada – Chiriguaná alcanza los cinco millones de toneladas en capacidad anual, ambos han consolidado operaciones comerciales, con empresas como Argos, Diaco, Postobón, y Ternium y se espera potencializar nuevas operaciones comerciales con más generadores de carga.

LA DORADA-CHIRIGUANÁ

Junto a la ejecución de este contrato de obra pública, las firmas Gómez Cajiao y Setec Colombia realizarán, a través de un contrato de consultoría, la estructuración técnica de una nueva concesión a largo plazo del corredor férreo La Dorada – Chiriguaná, donde se rehabilite y opere el corredor en su totalidad, para que se puedan realizar operaciones eficientes con trenes modernos desde La Dorada hasta Santa Marta, conectado con el corredor concesionado Chiriguaná – Santa Marta.

El valor aproximado de la consultoría es de $10.800 millones y fue adjudicada por la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN) el pasado 24 de mayo de 2019 y se dio luego de la firma de un convenio entre la ANI y FND que buscaba adelantar la estructuración de los corredores férreos identificados y priorizados en el Plan Maestro de Transporte Intermodal (PMTI), la cual dividió los esfuerzos en dos fases, el análisis de la demanda y la viabilidad de los corredores de interés de la nación.

El objetivo de establecer e implementar una política nacional de reactivación y consolidación del transporte ferroviario de carga en Colombia es uno de los logros del Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018 – 2022, con el que el Gobierno pretende darle impulso a este modo de transporte y con el multimodalismo buscarán generar mayores posibilidades de transporte de carga para el país, competitividad para los diferentes sectores, generación de empleo en las regiones de influencia de los corredores y más alternativas para la conectividad del país, entre otras.

Este Plan contiene importantes herramientas a nivel presupuestal para lograr la reactivación del modo férreo, definiendo que la Nación asume la responsabilidad general del desarrollo de la infraestructura férrea, para lo que el sector transporte deberá priorizar desde el 2020, al menos, una partida anual no inferior al 5 % del Presupuesto General de la Nación de inversión correspondiente a su cuota sectorial para el desarrollo del modo férreo al tiempo que se garantizará que las tarifas por uso de la infraestructura de transporte ferroviario sean destinadas a la construcción, mantenimiento y operación de los corredores férreos.

Hoy en el Cesar y La Guajira el transporte de carbón se hace a través de este sistema, lo que no solo agiliza el mismo, sino que permitió el descongestionamiento de las carreteras al sacar de circulación decenas de tractomulas que antes eran las encargadas de llevar el mineral desde las minas a los puertos.

Por Sandra Santiago B. / EL PILÓN
Sandra.santiago@elpilon.com