Publicidad
Medio Ambiente - 11 junio, 2022

¡Alerta en el Cesar por casos de pudrición del cogollo en palmas de aceite!

Actualmente en El Copey hay 9.444 hectáreas sembradas de palma de aceite, en Bosconia 2.469, en Agustín Codazzi 9.947 y en Tamalameque 750.

Más de 21.000 casos de plantas afectadas con pudrición del cogollo hay en el norte del Cesar. 
 Foto: Joaquín Ramírez
Más de 21.000 casos de plantas afectadas con pudrición del cogollo hay en el norte del Cesar. Foto: Joaquín Ramírez

Con un reporte de más de 21.243 casos de pudrición del cogollo, PC, en las palmas de aceite del norte de Cesar, a corte del mes de marzo, las autoridades del departamento prendieron las alertas tempranas en aras de buscar un plan de contingencia para disminuir las consecuencias de esta enfermedad. 

Se ha registrado un significativo crecimiento en el número de casos en los últimos 2 años y por eso estamos alertando sobre la preocupante situación en la parte norte del Cesar, donde ya se están superando los 21.000 casos reportados de pudrición del cogollo”, manifestó a un medio de comunicación el director general de Centro de Investigación en Palma de Aceite, Cenipalma, Alexandre Cooman.

El Instituto Colombiano Agropecuario, ICA, informó que el censo fitosanitario arrojó que en el mes de febrero se presentó un pico alto de palmas afectadas por esta enfermedad. “Según las cifras, durante los meses de marzo y abril se reportó una disminución de casos gracias a la eliminación y manejo oportuno de plantas afectadas. No obstante, los casos de presencia de la enfermedad han aumentado en varias plantaciones, por lo que se requiere de la implementación de acciones de manejo inmediatas”

Ante este grave panorama la recomendación de Cenipalma es incrementar la contundencia en la adopción de prácticas agronómicas e implementar un plan de contingencia para la inmediata eliminación de áreas de brote sin evidencia de recuperación, especialmente, en Algarrobo, Magdalena, y El Copey, Cesar, a la par de la definición de estrategias de prevención en zonas aledañas. 

Igualmente, la entidad recuerda a los palmicultores que es indispensable hacer una identificación temprana; aplicar las medidas de control que la normativa ICA exige; fortalecer los planes de fertilización; garantizar un adecuado manejo de los drenajes para evitar encharcamientos; hacer la remoción de tejidos; en caso de identificar palmas que no muestran recuperación se debe actuar con eliminación inmediata.

El llamado más importante es hacia la prevención, las herramientas que tenemos ahora para hacer frente a la enfermedad son diferentes a las que teníamos hace 10 años, usemos esta ventaja del conocimiento y apliquemos todas las prácticas de manejo: excelente manejo agronómico, de drenajes y de la nutrición e intervención de palmas enfermas”, explicó Cooman.

Foto: Joaquín Ramírez

AFECTACIONES A LA PALMA

Las entidades competentes han explicado que la pudrición del cogollo ataca a las palmas en cualquier edad de manera agresiva y se dispersa rápidamente. “Una sola palma enferma y sin tratamiento oportuno puede afectar las palmas vecinas y en poco tiempo toda la plantación y plantaciones vecinas”, señaló el ICA.

De igual manera, las poblaciones de vocación palmera aseveraron que el incremento en los casos representa un peligro para la estabilidad económica y social de sus familias. Hay que mencionar que actualmente en El Copey hay 9.444 hectáreas sembradas de palma, en Bosconia 2.469, en Agustín Codazzi 9.947 y en Tamalameque 750.

Ketty Jannith Gutiérrez Maestre/EL PILÓN 

kjgutierrezma.18@gmail.com