6 febrero, 2019

Al aguacate lo está acabando las vías

El producto deben sacarlo de fincas que están a dos horas del casco urbano, por lo que se daña, lo pagan a un bajo precio y no compensa el esfuerzo que deben hacer los agricultores.

Mientras en Valledupar un aguacate oscila entre $4.000 y más, en municipios como Pueblo Bello puede costar $350 y $400, la razón de ello, es que pocos son los que suben hasta esa población en búsqueda del producto, debido a que por el mal estado de las vías se daña y muchos prefieren que se pierda en las fincas a tener que pagar altos costos por el flete para traerlo a la ciudad.

Jhon Martínez, productor de aguacate de esa zona, explicó que hace cuatro años las plantas se enfermaron, por lo que se inició un proceso de renovación produciendo muy buena fruta, pero no cuentan con asistencia técnica para sacar un mejor producto y aprender a cómo conservarlo mejor, para que no sufra al momento de tener que sacarlo hacia el casco urbano.

“Todos los años se siembra aguacate, porque se presentó una enfermedad que lo acabó, pero no tenemos asistencia técnica y mucho menos buenas vías, aquí (Pueblo Bello) es un producto que se consigue fácil, pero se le dificulta al productor sacarlo de las veredas, por eso el precio no es rentable”, dijo Martínez.

El producto deben sacarlo de fincas que están a dos horas de camino del casco urbano, por lo que se daña y se lo pagan a un bajo precio y no compensa el esfuerzo que deben hacer.

En el municipio enclavado en la sierra Nevada de Santa Marta han sido renovadas ocho hectáreas, las cuales ya empezaron a producir, se sacan unas 60 mil unidades por hectárea, sin embargo, esta cantidad sigue siendo baja a voz del ingeniero Oswaldo Mestre, quien dijo que en California, Estados Unidos, por ejemplo sacan 25 toneladas por hectárea.

“En el Cesar hasta el 2017 había sembradas 2.973 hectáreas, de la cual se cosechan 2.244 hectáreas, cuyos rendimientos son de 6,8 toneladas por hectárea lo cual es bajo, en California la producción es de 25 toneladas”, dijo Mestre.

Para el ingeniero el cultivo en Colombia no está organizado, por lo que esto es fundamental para lograr mejores producciones.

El aguacate que se produce en la zona de Pueblo Bello es vendido para Bogotá, Medellín, Barranquilla y Cúcuta, pero lo hace una persona que llega hasta el casco urbano, más no sube a las veredas en donde este se pierde.

Siguenos como @El_Pilon