Publicidad
Categorías
Categorías
Comunidad - 20 junio, 2013

Agua en las calles causa molestia en el barrio Novalito en Valledupar

Varios habitantes de los barrios Novalito y Cañaguate al norte de Valledupar expresaron su inconformismo por las corrientes de agua subterráneas o del nivel freático que a través de motobomba, son expulsadas del sótano del nuevo edificio de 18 pisos ‘Altos de la Sierra'

Durante varios días, las corrientes de agua que emanan del doble sótano del edificio corren por ese amplio sector de Valledupar, lo que afecta a los vecinos de ese barrio.
Durante varios días, las corrientes de agua que emanan del doble sótano del edificio corren por ese amplio sector de Valledupar, lo que afecta a los vecinos de ese barrio.

Por Abdel Martínez Pérez
[email protected]

Varios habitantes de los barrios Novalito y Cañaguate al norte de Valledupar expresaron su inconformismo por las corrientes de agua subterráneas o del nivel freático que a través de motobomba, son expulsadas del sótano del nuevo edificio de 18 pisos ‘Altos de la Sierra' que se construye sobre la calle 10 con carrera 5, zona exclusiva sector de la capital del Cesar y corren de manera permanente por calles y carreras de esos sectores.

Los querellantes sostienen que habiendo otra forma de hacer llegar a un emisario final esas aguas, las arrojan a la calle, lo que genera problemas de movilidad tanto vehicular, como peatonal y hasta de medio ambiente.

Los afectados hicieron un llamado a la firma constructora del edificio para que adopte las medidas necesarias, y de esa forma, el agua que emana del doble sótano de la moderna edificación, no sea enviada a la calle; no obstante, el ingeniero civil,  Julio Vigna García anunció que desde hace varias semanas se adelantan trabajos de acometidas de una tubería de alcantarillado de agua drenadas, para que estas sean enviadas de manera directa al río Guatapurí. Esos trabajos, tienen el aval de las autoridades sanitarias y ambientales, para su ejecución y terminación, agregó el profesional.

Aunque los querellantes no se oponen al desarrollo de la ciudad, porque un edificio de esas magnitudes traerá progreso y belleza para Valledupar, si desean que las autoridades ambientales realicen el control respectivo.

Comunidad
20 junio, 2013

Agua en las calles causa molestia en el barrio Novalito en Valledupar

Varios habitantes de los barrios Novalito y Cañaguate al norte de Valledupar expresaron su inconformismo por las corrientes de agua subterráneas o del nivel freático que a través de motobomba, son expulsadas del sótano del nuevo edificio de 18 pisos ‘Altos de la Sierra'


Durante varios días, las corrientes de agua que emanan del doble sótano del edificio corren por ese amplio sector de Valledupar, lo que afecta a los vecinos de ese barrio.
Durante varios días, las corrientes de agua que emanan del doble sótano del edificio corren por ese amplio sector de Valledupar, lo que afecta a los vecinos de ese barrio.

Por Abdel Martínez Pérez
[email protected]

Varios habitantes de los barrios Novalito y Cañaguate al norte de Valledupar expresaron su inconformismo por las corrientes de agua subterráneas o del nivel freático que a través de motobomba, son expulsadas del sótano del nuevo edificio de 18 pisos ‘Altos de la Sierra' que se construye sobre la calle 10 con carrera 5, zona exclusiva sector de la capital del Cesar y corren de manera permanente por calles y carreras de esos sectores.

Los querellantes sostienen que habiendo otra forma de hacer llegar a un emisario final esas aguas, las arrojan a la calle, lo que genera problemas de movilidad tanto vehicular, como peatonal y hasta de medio ambiente.

Los afectados hicieron un llamado a la firma constructora del edificio para que adopte las medidas necesarias, y de esa forma, el agua que emana del doble sótano de la moderna edificación, no sea enviada a la calle; no obstante, el ingeniero civil,  Julio Vigna García anunció que desde hace varias semanas se adelantan trabajos de acometidas de una tubería de alcantarillado de agua drenadas, para que estas sean enviadas de manera directa al río Guatapurí. Esos trabajos, tienen el aval de las autoridades sanitarias y ambientales, para su ejecución y terminación, agregó el profesional.

Aunque los querellantes no se oponen al desarrollo de la ciudad, porque un edificio de esas magnitudes traerá progreso y belleza para Valledupar, si desean que las autoridades ambientales realicen el control respectivo.