Publicidad
Publirreportaje - 21 mayo, 2021

Afinia ha mejorado de manera significativa la calidad del servicio y los niveles de atención a sus usuarios

La gerente general de Afinia, Blanca Liliana Ruiz, entregó un balance de la gestión que ha realizado la empresa en el territorio para la mejora progresiva del servicio.

Foto: cortesía.
Foto: cortesía.

Tras cumplir sus primeros meses como operador del servicio de energía en 134 municipios de Bolívar, Cesar, Córdoba, Sucre y el sur de Magdalena, la gerente general de Afinia, Blanca Liliana Ruiz, entregó un balance de la gestión que ha realizado la empresa en el territorio para la mejora progresiva del servicio, atender oportunamente a los usuarios y establecer vínculos con distintos actores y con la comunidad para trabajar de manera mancomunada.

“Venimos realizando acciones muy importantes para optimizar la infraestructura eléctrica que mejorarán no solo el servicio que reciben, sino las condiciones de vida de los habitantes de esta región. Hemos invertido más de $118.000 millones y aumentado los recursos para la operación y mantenimiento en 27 % desde el inicio de nuestro trabajo para que nuestros usuarios cada vez reciban un mejor servicio”, indicó Ruiz.

FORTALECIMIENTO DE LA GESTÓN TÉCNICA

En la información suministrada por la gerente general de Afinia, se evidencia que con el propósito de fortalecer la gestión técnica, la compañía viene ejecutando su plan de inversiones, lo que le ha permitido poner en servicio distintos proyectos: entró una nueva subestación y se ampliaron siete más; se construyeron seis nuevos circuitos y se mejoraron 62 más; se renovaron 722 transformadores de distribución, 58 % más que en el mismo período de años anteriores.

Además, se encuentra en marcha la construcción de tres nuevas subestaciones: Manzanillo en Bolívar, Nueva Montería en Córdoba y La Loma en Cesar, instalaciones que permitirán ampliar la capacidad de atención y brindar un mejor servicio. Mientras tanto, se instalarán nuevos transformadores de potencia en distintas subestaciones de las zonas donde opera la compañía. Mientras tanto, en el departamento del Cesar se encuentra en ejecución la ampliación de dos líneas a 110 Kv en los municipios de Valledupar y El Copey.

NUEVAS ESTRATEGIAS COMERCIALES

Uno de los principales propósitos de Afinia ha sido mejorar su relación con los usuarios, buscando que sientan una empresa más cercana, cálida y efectiva en su atención; para ello la compañía se ha concentrado en fortalecer sus canales de atención y todos los procesos de la operativa comercial y el desarrollo nuevas estrategias comerciales.

Ha aumentado el personal de atención al usuario en un 24 %, ha ampliado los horarios de las oficinas y promovido la atención flexible en sus canales a través de programas como ‘Afinia al Instante’, que involucra la atención ágil de requerimientos de menor complejidad para evitar filas y cumplir con el aforo en las oficinas; el Punto Fácil Afinia en Cartagena, que es un punto especializado para consultar el estado de cuenta y hacer acuerdos de pago; y ‘Afinia en tu Barrio’, que son campañas de atención comercial en sectores considerados eléctricamente subnormales para estar más cerca de la comunidad, atenderle sus inquietudes y realizar acuerdos de pago.

Es así como Afinia ha logrado reducir los tiempos de atención y espera en las oficinas comerciales en un 31 %, aumentar los niveles de servicio de su canal telefónico en 14 puntos porcentuales, así como incrementar en 6 puntos porcentuales las soluciones en primer contacto de peticiones, quejas y reclamos de los usuarios. Asimismo, el indicador de cobros ha presentado un avance, pasando de un promedio del 82% en el último trimestre de 2020 a un promedio de 84% en el primer trimestre 2021.

Resultados financieros

Es importante destacar que la mejora en los resultados financieros de la compañía también se reflejan gradualmente, considerando las condiciones del sistema y del mercado que se recibió en octubre de 2020, con grandes rezagos en

su infraestructura, en su operación y con problemas estructurales como el recaudo y las pérdidas de energía, que exigen una gestión sistemática y de creación de disciplina de mercado.

No obstante, operativamente, los resultados financieros de la compañía han sido mejores a los previstos inicialmente. Se ha disminuido el déficit operativo en un 30% con relación a octubre de 2020, producto de lo descrito anteriormente, de la mejora en el indicador de recaudo y a los menores precios de compra de energía.

Lo anterior aun cuando la compañía ha aumentado los gastos de operación en un 27% frente al promedio de los meses anteriores al inicio de operaciones, principalmente en actividades de mantenimiento preventivo y correctivo de las redes y en la mejora de los canales de atención al cliente.