13 octubre, 2021

Adulta mayor se mudó de su casa en Valledupar porque le dieron domiciliaria a la hija que presuntamente la maltrata

La afectada informó que no puede convivir en el mismo espacio con su hija.

El caso se registra en el Divino Niño.

La adulta mayor, de 73 años de edad, que recientemente denunció violencia intrafamiliar por parte de su hija, de aproximadamente 30 años, tuvo que marcharse de su lugar de residencia debido a que actualmente no le revocan la detención domiciliaria a su primogénita en el proceso que enfrenta por estos hechos.

De acuerdo a fuentes ligadas al caso, la mujer se fue a dos cuadras de su lugar de residencia ubicada en el barrio Divino Niño de Valledupar porque no soportó más la violencia a la que aparentemente es sometida.

“Ha tenido que soportar el maltrato porque las autoridades no han sido capaces de garantizarle protección, dado que la hija tiene la detención domiciliaria en la misma casa”, precisó la fuente.

Lea también: Ofrecen recompensa por asesinos de comerciante en San Juan del Cesar

La señalada agresora es Jacqueline Beltrán, quien fue judicializada por el delito de violencia intrafamiliar ante el Juzgado Primero Penal Municipal con función de Control de Garantías en la ciudad.

En consecuencia, el abogado representante de víctima Jairo Ariño, interpondrá una acción de tutela por la vulneración de los derechos a la vida, a la propiedad privada, a la salud, entre otros aspectos.

Para eso ha recolectado entrevistas a los vecinos y otros elementos de prueba que aparentemente reflejan la compleja situación.

La denuncia del caso la hicieron desde hace unos dos años, pero solamente hasta después del auge de la pandemia fue que la investigación prosperó para vincular a la ahora detenida.

Le puede interesar: Lo hirieron a bala en una finca en Astrea

La afectada en una reciente entrevista con este medio de comunicación informó que no puede convivir en el mismo espacio con su hija porque no duerme tranquila. “No puedo esperar más, ella es grosera, altanera y me quiere sacar de la casa. Un día la Comisaria de la Nevada la sacó y le echó candado a la reja, pero volvió”, puntualizó la adulta mayor.

Por eso, la Fiscalía había apelado la medida de aseguramiento de la procesada, pero esta fue confirmada por otro juez en segunda instancia.

“Ella cumple la domiciliaria, pero no las medidas de protección como por ejemplo no acercársele a la señora”, puntualizó la fuente.