30 julio, 2018

Acciones de Santos contra el cambio climático y protección a páramos

El presidente Juan Manuel Santos sancionó desde Seywa Ezwama, parte alta de la Sierra Nevada, dos leyes para beneficiar el medio ambiente del país. La reunión se dio con los pueblos Kankuamo, Arhuaco, Kogui y Wiwa.

El presidente Juan Manuel Santos sancionó dos normas para la preservación del medio ambiente de Colombia: Ley de Cambio Climático y Ley de Páramos.

Como “histórico” calificaron los líderes y autoridades de los pueblos Kankuamo, Arhuaco, Kogui y Wiwa, la presencia del presidente Juan Manuel Santos en el marco del Consejo Territorial de Cabildos de la Sierra Nevada de Santa Marta.

El encuentro, en Seywa Ezwama, fue epicentro además para que el mandatario sancionara dos leyes explícitamente para beneficiar el medio ambiente del país.

La primera es la Ley de Cambio Climático, que crea las condiciones y ofrece las directrices necesarias para gestionar la adaptación del territorio nacional a los efectos de este fenómeno, y para mitigar la emisión de gases de efecto invernadero.

Según Santos, esta ley contribuirá al cumplimiento del compromiso adquirido por el país frente al Acuerdo de París para reducir el 20 % de las emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera, proyectadas al año 2030, y avanzar en una senda de desarrollo resiliente al clima.

El objetivo de la reglamentación es también reducir la vulnerabilidad de la población y de los ecosistemas del país frente a los efectos del cambio climático y promover la transición hacia una economía competitiva y sustentable.

“El presidente Santos asumió también el compromiso de firmar el Decreto que redefine los espacios sagrado de la Línea Negra, una vez se cumpla el plazo de publicación establecido por la Ley”, declaró Jaime Arias Arias, cabildo gobernador del Resguardo Kankuamo.
Ley de Páramos

La segunda norma sancionada en la Sierra Nevada por Juan Manuel Santos fue la Ley de Páramos, orientada a construir las bases de una política pública en materia de conservación de los ecosistemas de páramo, entendiendo la integralidad de estos y su importancia por los servicios ecosistémicos que prestan.

Esta ley se convierte en una herramienta útil para avanzar en la protección de los páramos y acude a un enfoque socio-ecosistémico e integral que contempla tanto la información técnica de la definición y delimitación de estos ecosistemas, como la inclusión y participación de las comunidades paramunas.

Las fuentes de financiación serán, entre otros, los Pagos por Servicios Ambientales, las líneas especiales de crédito y la asistencia técnica y acompañamiento del sector de agrícola, como la Unidad de Planificación Rural Agropecuaria (UPRA), la Agencia Nacional de Desarrollo Rural (ADR), la Agencia Nacional de Tierras (ANT) y las autoridades ambientales regionales.

Durante su charla con los indígenas, Santos les dijo que durante su gobierno el país pasó de 13.5 millones de hectáreas protegidas a 43 millones, que se dejarán delimitados los 37 páramos del país, que 13 humedales pasaron a la lista internacional Ramsar, entre ellos la ciénaga de Zapatosa, entre otras acciones