10 enero, 2019

A prisión soldado que habría apuñalado a otro para robarle el arma

En las audiencias preliminares desarrolladas en la mañana de ayer, Omar de Jesús Palmera Solano, se declaró inocente de los delitos de homicidio agravado en grado de tentativa y hurto calificado agravado.

El Juzgado Primero Penal Municipal con funciones de Control de Garantías, decidió enviar a prisión al soldado regular, Omar de Jesús Palmera, acusado de herir con arma blanca a su compañero, Jhony Sarmiento Cepeda, para robarle el arma de dotación, en hechos registrados el pasado 24 de diciembre en el Batallón de Ingenieros N°10 ‘General Manuel Alberto Murillo González’ del Ejército Nacional en Valledupar.

La decisión, el juez la tomó teniendo en cuenta los elementos materiales probatorios que presentó la Fiscalía durante la audiencia de legalización de captura, imputación de cargos y medida de aseguramiento, que aparentemente demostraron que Palmera representa un peligro para la sociedad y que no comparecería en el debido proceso si no es privado de la libertad en centro carcelario.

Entre las pruebas, el ente acusador explicó que tenía entrevistas de compañeros de los implicados, un informe de trabajo de campo y otros materiales en los que se basó para imputarle al soldado los delitos de homicidio agravado en grado de tentativa y hurto calificado agravado, los cuales este no aceptó.

Según el ente acusador, el incriminado es responsable de intentar asesinar a ‘sangre fría’ a su compañero de pelotón, por lo que para el día de los hechos, inicialmente, se le acercó a entablarle conversación para después perpetrar el episodio violento.

“Siendo un soldado profesional adscrito al Batallón de Ingenieros donde prestaba su servicio con la víctima Jhony Sarmiento, después de entablar una conversación de diez minutos, despedirse y marcharse, lo sorprendió por la espalda produciéndole una herida profunda con arma blanca en el cuello, para posteriormente despojarlo de su arma de dotación oficial, el fusil Gail 5.56 que portaba en cumplimiento de sus labores como centinela en la garita número seis”, expresó el fiscal en la audiencia concentrada en la mañana de ayer.

Asimismo explicó, que una vez Palmera cometió el hecho, emprendió la huida y que después de labores de inteligencia realizadas por miembros de la Sijín de la Policía Nacional, fue que pudieron establecer que el implicado tenía intenciones de abandonar la ciudad, teniendo que ser capturado el pasado martes en la Terminal de Transportes de Valledupar.

LA VÍCTIMA

Aunque a Jhony Sarmiento Cepeda en la noche del 24 de diciembre del 2018 intentaron degollarlo con el objeto corto punzante, según las autoridades, logró salvarse por la ayuda de los compañeros e institución que lo trasladaron a un centro asistencial de la ciudad, en el que luego de varios días se recuperó.

MARLLELYS SALINAS / EL PILÓN
marllelys.salinas@elpilon.com.co