29 julio, 2021

3.5 toneladas de libros serán regalados a comunidades wayuu

En las comunidades indígenas de las zonas rurales del departamento de La Guajira se distribuirán 3.5 toneladas de libros para fomentar el hábito de la lectura en las poblaciones wayuu de ese territorio. Los beneficiados recibirán libros de cuento, de ciencias sociales, enciclopedias, poemarios, entre otros, con el propósito de instruir a los habitantes de […]

Los libros fueron donados para fomentar la lectura y la educación. 

IMAGEN DE REFERENCIA.

En las comunidades indígenas de las zonas rurales del departamento de La Guajira se distribuirán 3.5 toneladas de libros para fomentar el hábito de la lectura en las poblaciones wayuu de ese territorio. Los beneficiados recibirán libros de cuento, de ciencias sociales, enciclopedias, poemarios, entre otros, con el propósito de instruir a los habitantes de las zonas lejanas.

La distribución de los libros inició en las bibliotecas de las instituciones educativas de las comunidades indígenas de Maku, Pipamana y Orroko. En ese orden de ideas, los planteles recibieron de manera gratuita los textos que abordan desde las ciencias matemáticas hasta literatura fantástica.

La entrega de los libros en los colegios está encaminada a ampliar el material educativo de las instituciones indígenas debido a que la mayoría no cuentan con muchos recursos para guías académicas. En ese sentido, la Fundación Viva y la Fuerza de La Palabra, quienes donaron los textos, manifestaron que esperan que las poblaciones de la zona rural puedan instruirse y desarrollar competencias lectoras.

El transporte aéreo de los libros hacia ese territorio fue realizado por Viva Air, y el recibimiento de la donación estuvo a cargo de la administración de Maicao, la Casa de la Cultura Ramiro Choles Andrade y la Oficina de Asuntos Indígenas.

Johana Palmar, jefa de la Oficina de Asuntos Indígenas, argumentó que los textos escolares ayudarán a la educación en los sectores más apartados, y que desde la administración “el propósito es llevar los libros a los rincones de la geografía donde puedan generar un aporte significativo”.

POR: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN.