Vallenata representará al Cesar en Estados Unidos

Una joven vallenata de 16 años, que cursa 11 grado en un colegio público de Valledupar, fue seleccionada para representar al Cesar y hacer parte de un selecto grupo de 10 jóvenes colombianos que viajarán a Estados Unidos a perfeccionar sus conocimientos en liderazgo. Suministrada/EL PILÓN

Angie Coronado Camelo, una joven vallenata de 16 años, que cursa 11 grado en el Instpecam (Instituto Técnico Industrial ‘Pedro Castro Monsalve’), fue seleccionada para representar al Cesar y hacer parte de un grupo de 10 jóvenes colombianos que irán a Estados Unidos a participar del programa Jóvenes Embajadores.

“Para hacer parte del programa hicimos varias entrevistas, donde participamos cerca de 600 personas. El requisito previo era tener dominio básico del inglés, el cual aprendí por las clases en el colegio y por unos cursos virtuales que había tomado desde hace dos años hacia acá. En Estados Unidos recibiremos capacitación en liderazgo para que cuando lleguemos al nuestro país de origen emprendamos un proyecto de liderazgo”, explicó Coronado Camelo.

Angie se entusiasmó en hacer parte de esta iniciativa porque considera que le ayudará a proyectar su futuro y a desarrollar su capacidad de liderazgo en la sociedad para contribuir en la construcción del mundo que sueña.

El Programa Jóvenes Embajadores es una iniciativa apoyada por la oficina para Educación y Cultura del Departamento de Estado de los Estados Unidos, la Embajada de Estados Unidos en Bogotá e implementado por la organización Partners of the Américas, que está dirigido a estudiantes colombianos entre los 15 y 17 años que se destaquen por su capacidad de liderazgo y voluntariado.

Durante cuatro semanas en Estados Unidos los 10 jóvenes estudiantes colombianos seleccionados, de escuelas secundarias de diferentes regiones del país, aprenderán acerca de la sociedad estadounidense y su cultura, mientras comparten la cultura propia de cada país. A través de este programa de intercambio los jóvenes embajadores fortalecerán lazos de amistad, mejorarán su inglés y obtendrán nuevas herramientas de participación cívica y comunitaria.

“El mensaje que le doy a los jóvenes es que pese a los obstáculos que se puedan presentar en el camino nos detengamos y pensemos que no vamos a salir adelante; la idea es dar un paso de fe para llegar a lo que soñamos, recordando que no todo en la vida es fácil y que las oportunidades hay que buscarlas”, subrayó.

Annelise Barriga Ramírez/EL PILÓN