Trump promete detener ejercicios militares en Asia

trump y kin jong-un

Sorpresivamente, el presidente Donald Trump anunció que Estados Unidos detendrá los ejercicios militares con Corea del Sur, durante su reunión con su par Kim Jong-Un, creando inquietudes entre sus aliados en Asia (Tokio y Seúl) y generando incertidumbre entre los legisladores de Estados Unidos.

Al plantear el retiro por completo de las tropas acantonadas en Corea del sur, Trump ha creado la impresión de haber hecho una consesion de considerable envergadura, tomando en cuenta que no han recibido acciones concretas por parte de Korea del norte.

“Cuando el presidente de Estados Unidos le anuncia de manera unilateral a un líder de Corea del Norte que vamos a detener nuestros ejercicios militares con nuestros aliados, Japón y Corea, y no les dice primero a esos aliados… y luego sigue diciendo que algún día le gustaría sacar nuestras tropas de Asia, es inapropiado”,dijo Michael J. Green, vicepresidente senior para Asia y Japón en el Centro Internacional de Estudios Estratégicos, CSIS.

Mientras tanto Corea del Norte hacía entender que retomarían nuevamente algunas de sus actividades nucleares, continúa su comportamiento en el ciberespacio y sigue estando entre los primeros países en reincidir en la violación de los derechos humanos de sus habitantes.

Trump hizo el anuncio en una rueda de prensa en Singapur;“Tenemos, ahora, 32.000 soldados en Corea del Sur, y quisiera poder traerlos de vuelta a casa”, dijo Trump, aunque indicó que esa medida no será de cumplimiento inmediato.

Por su parte, el exvicepresidente Joe Biden emitió un comunicado diciendo que “el gobierno de Trump le ha dado al régimen de Corea del Norte muchos triunfos codiciados sin tener nada a cambio”.

Biden de igual forma comentó que la “legitimidad de una reunión con un presidente de Estados Unidos”, “la relajación de la presión de las sanciones internacionales”, y “la suspensión de nuestros ejercicios de preparación militar”, para decir que la medida “ha reducido nuestra ventaja y señalado una debilidad de nuestra alianza a cambio de vagas promesas de empezar negociaciones nucleares”.

Michael J. Green, del CSIS, añadió que era posible que el Pentágono trate de llevar las declaraciones de trump por otro derrotero: “lo que Trump quiso decir es que no vamos a tener bombarderos fuertes en nuestros ejercicios, o no vamos a escalarlos debido al proceso diplomático que se desarrolla en este momento… pero no tenemos a un presidente hablando de enviar las tropas a casa en más de medio siglo”.

Un funcionario de Defensa de Estados Unidos le dijo a CNN que ellos “no habían recibido una guía actualizada sobre la ejecución o cese de los ejercicios de entrenamiento”, incluyendo el siguiente gran evento de finales de agosto, llamado Ulchi Freedom Guardian, y que continuarían su coordinación actual y trabajarían con Corea del Sur hasta recibieran órdenes de hacerlo de otra manera.

ER