‘Trampas’ en la Simón Bolívar y la calle 44

Cajilla de la calle 44. Así está el sendero de la calle Simón Bolívar | Joaquín Ramírez- EL PILÓN

El tránsito por dos avenidas importantes de Valledupar se ha convertido en peligroso, debido a las zanjas profundas que hay en los costados de estas vías, que podrían ocasionar accidentes en vehículos o peatones.

El primer caso se registra en la calle 44 con carrera 31, donde una cajilla de registro de redes húmedas está sin rejilla de protección. Allí la comunidad manifiesta que han optado por colocar una señalización artesanal para avisar del peligro.

“Todos los días paso por esta avenida, y el hueco tiene rato de estar así, por eso toca improvisar y meter un palo u otra señal para que la gente conozca del hueco, que está tan profundo que la llanta de mi bicicleta puede caer ahí”, dijo el Juan Carlos Olmedo.

En el lugar, durante un recorrido de este medio de comunicación, se pudo observar que los vehículos transitan a gran velocidad sin percatarse de que, cerca del desvío del lado derecho que conduce esta avenida, está la cajilla sin rejilla.

La comunidad manifestó que en época de invierno la situación empeora, porque los transeúntes no se percatan del hueco.

El otro sector que genera preocupación es la carrera 18D con calle 20, en la avenida Simón Bolívar, a causa de una zona sin pavimentar que se convirtió en una larga zanja entre la zona peatonal y la vía vehicular.

“Estamos agradecidos con el arreglo de esta calzada porque ha mejorado el tráfico, pero dejaron un largo tramo sin pavimentar. Y los carros están convencidos que no hay nada ahí, por lo que ha ocasionado accidentes, además de afear la zona”, afirmó Jesualdo Pacheco Núñez, funcionario de un almacén de motocicletas del sector.

Por Marllelys Salinas / EL PILÓN
salinasmarllelys@gmail.com