Superintendencia viene a vigilar servicios públicos de Valledupar

Gustavo de la Rosa Berdejo, director regional de la Superintendencia de Servicios Públicos.

Después de conocer quejas de la comunidad vallenata en temas de lecturas estimadas, cobros de reconexiones, consumos, cambio de medidores, en otros conceptos y estratos, la Superintendencia de Servicios Púbicos realizará durante un mes un ‘plan de choque’ en busca de solucionar las irregularidades que denuncia la comunidad vallenata.

El superintendente regional de Servicios Públicos, Gustavo Adolfo de la Rosa Berdejo, a través de la entidad, estará acompañando a la ciudadanía desde el 15 de mayo hasta el 13 de junio en los trabajos que se adelantarán en los principales barrios de la capital del Cesar; aproximadamente 40 funcionarios capacitados tendrán aval para realizar encuestas y realizar lectura verídica de los recibos públicos.

También estarán ubicados sitios móviles donde trabajaran abogados de la Superintendencia encargados de resolver los inconvenientes detectados, recalcando uno de los puntos, afirmó de la Rosa Berdejo que “la norma habla que el cobro se debe realizar cuando se haya materializado el corte del servicio, mientras tanto sólo será un interés moratorio”, recordando que tampoco se estimará recaudo por verificar el estado del servicio.

Ante el cobro de recibos con diferentes estratos, resaltó que la persona deberá acudir a uno de los puntos con un certificado en mano en este caso, de la Oficina Asesora de Planeación Municipal que conste la ubicación exacta de la vivienda. La misión, según el funcionario, es solucionar los inconvenientes en 48 horas teniendo en cuenta que, anteriormente, este proceso duraría unos cuatros o cinco meses repartidos en 15 días hábiles dando respuesta a la petición, 5 días adicionales para presentar la apelación y sumando otros 15 días a la espera de la inquietud y añadiendo que, “en dos meses tenemos que fallarle al usuario por una certeza jurídica”.

La Superintendencia considera cuatro meses un tiempo extenso para solucionar “estos temas sencillos” considerados por el Director regional. El funcionario realizó la comparación del servicio público con el derecho a la salud sosteniendo que una persona dura entres dos a tres meses reclamando medicamentos o una operación y, “no hay comunidad que esté dispuesta a durar más de 48 horas o tres días sin servicio público, enseguida vemos las vías de hechos”.

Después de la fecha límite que tiene plasmada la Superintendencia de Servicios Públicos para solucionar problemas en Valledupar se realizará un balance de las quejas y problemas encontrados y así mismo solucionarlos tal y como ha sido realizada en ciudades capitales como Sincelejo, Montería y Barranquilla.

EDUARDO MOSCOTE / EL PILÓN
eduardo.moscoteelpilon.com.co