Rueda la película

Entre el 16 y el 18 de agosto del presente, se realiza en Valledupar la primera ‘Incubadora para el fomento y la articulación del ecosistema cinematográfico y audiovisual del departamento del Cesar’, un espacio que buscar identificar y agrupar a las personas dedicadas a la cultura de la imagen en movimiento en el territorio.

Desde hace algunos años, gestores culturales en colaboración de algunos realizadores locales han venido alzando su voz sobre la necesidad de que éste campo cultural se desarrolle con más soltura en el Cesar, que las garantías para su expansión sean apoyadas –especial pero no exclusivamente- desde el sector público para paulatinamente ir visibilizando los talentos audiovisuales de la región. Sin embargo, la seccional de cultura departamental no se había enfocado en el tema. Hoy el panorama es otro. La Oficina Asesora de Asuntos Culturales ha expresado una buena disposición de apoyar al gremio para que los realizadores locales sean los que narren nuestras historias y cuenten nuestras costumbres al mundo a través del maravilloso lenguaje cinematográfico.

Con la mencionada incubadora se busca crear la atmosfera propicia para que la producción cinematográfica y audiovisual crezca y se reproduzca en el Cesar. Inicialmente será necesario que los actores del gremio se reúnan, se conozcan e intercambien ideas y posibles soluciones a las necesidades que se presentan en el departamento en cada una de las etapas de una producción audiovisual, desde la concepción misma de la idea del guionista hasta el momento final cuando el espectador consume el producto en el lugar de exhibición. Con esto se podrá hacer un diagnóstico real sobre la situación actual y podrán proyectar las acciones futuras.

Otro asunto que se torna relevante en el anhelo de exportar creación y talentos cinematográficos del Cesar hacía el mundo, es la implementación del Consejo Departamental de Cine. Los Consejos Departamentales o Distritales de Cinematografía, son entes que asesoran a las secretarías e institutos de cultura, a los consejos de planeación y al Consejo Nacional de las Artes y la Cultura en Cinematografía sobre las políticas en materia audiovisual y cinematográfica, correspondientes con las realidades regionales de cada departamento o distrito.

El Ministerio de Cultura desde su Dirección de Cinematografía ha señalado en repetidas oportunidades su compromiso de acompañar y asesorar el proceso para su creación. En este Consejo tendrán cabida todos los gestores del sector cinematográfico, estos son: instituciones encargadas de la formación como universidades y cineclubes; los exhibidores con sus salas de cine (independiente o comercial) y los centros culturales privados, los productores representados en los canales de televisión regionales y locales, las casas productoras, las empresas de servicios por supuesto, los productores independientes. De otra parte, están los directores, actores, y los encargados de la parte técnica como luminotécnicos, camarógrafos, sonidistas y montajistas.

Esperamos que el gobernador del Cesar, Francisco Ovalle Angarita, esté atento al tema y que respalde ampliamente a este sector que ha hecho méritos para obtener los recursos y seguir en crecimiento; así como para aportar a la riqueza cultural del departamento. Seguramente, si entidades territoriales, sector privadoy toda la cadena perteneciente al gremio se comprometen seriamente, muy pronto el cine realizado en el Cesar dará una interesante sorpresa a la industria nacional. Para recoger primero hay que cosechar y con la realización de esta incubadora y de la implementación del Consejo Departamental de Cinematografía del Cesar se está plantando la primera semilla.