Reconocimiento facial para controlar la inseguridad

Este sistema de seguridad se ha permito expandir a todas las autoridades de este sector del terreno asiático.

Para controlar más los índices de inseguridad que azotan el sur de China exactamente en las calles cercanas a la estación del ferrocarril de Zhengzhou, las autoridades de este distrito implementan unas gafas inteligentes que, con sólo mirar a través del lente, sabrán si una persona es protagonista de un delito reportado.

A través de una fotografía con sólo presión un botón de esta innovación tecnológica, los policías tendrán acceso de forma inmediato a toda la información correspondiente a esta persona, gracias al reconocimiento facial.

El objetivo principal, es que los entes encargados de vigilar esta zona de China puedan actuar de forma rápida ante la presencia de una persona reportada por este sistema que funciona similar a un dispositivo móvil.

El reconocimiento fácil es la clave para que este invento funcione sin el más mínimo percance. El sistema comenzó a operar el pasado 1 de febrero y a la fecha ha logrado identificar y permitir la captura de al menos siete personas sospechosas de crímenes.