4 enero, 2016

¿Quiénes mandan en la Alcaldía y la Gobernación?

La imposición de banda por parte del exgobernador Luis Alberto Monsalvo al nuevo gobernador del Cesar, Franco Ovalle Angarita, y no por el presidente de la Asamblea, José Santos Castro, en el acto público realizado el primero de enero, envió un mensaje claro: la Casa Gnecco sigue mandando y este será un gobierno del continuismo.

Franco Ovalle ratificó carteras importantes del gobierno de Luis Alberto Monsalvo, como fueron Hacienda, Obras, Planeación, General, entre otras. EL PILÓN/Archivo.

La imposición de banda por parte del exgobernador Luis Alberto Monsalvo al nuevo gobernador del Cesar, Franco Ovalle Angarita, y no por el presidente de la Asamblea, José Santos Castro, en el acto público realizado el primero de enero, envió un mensaje claro: la Casa Gnecco sigue mandando y este será un gobierno del continuismo.

Fuentes consultadas aseguran que el hecho de que el nuevo mandatario ratificara secretarios claves de la administración Monsalvo, demuestra que éste se encuentra ‘atado’ a los lineamientos del exgobernador, cuya familia fue clave para su elección.

Aunque Ovalle Angarita en una entrevista con EL PILÓN dijo que no tenía presiones y aseguró que eran especulaciones de que la Casa Gnecco le hubiese pedido las carteras de Hacienda, Planeación e Infraestructura, los hechos mostraron otra cosa, pues tal como se rumoraba, el mandatario ratificó estos secretarios, además de Jaime Luis Fuentes en la Secretaria General, Ana Patricia González en la Jefatura de Prensa y Liana Castro en la coordinación de Turismo.

No fue la única participación de la Casa Gnecco en este gobierno, asesores que venían con éste, seguirán en el mandato de Ovalle Angarita, entre ellos Jackeline González, quien era contratista de la Comisión de Competitividad y ahora es la encargada de la Oficina de Asuntos Internos.

Además, Jorge Araújo, quien estuvo al frente de la Secretaría de Educación y luego como asesor, mantiene su posición de asesor del nuevo mandatario.

También fue nombrado el excandidato a la Alcaldía de Valledupar, Andrés Arturo Fernández, quien es primo de Cielo Gnecco, en la Secretaría de Ambiente.

“Franco está demostrando que le debe todo a esa familia, aunque creo que eso hace parte de una negociación, que los tiene unos seis meses mientras terminan las obras que no culminaron y con eso le cumple a los Gnecco y luego los saca para no seguir con ellos ahí”; dijo un político reconocido que omitió su nombre.

El eslogan de campaña ‘Seguimos por buen camino’ lo dijo todo, por lo que muchos aseguran que esto era de esperarse, pues Ovalle hace parte de una alianza y por lo tanto le corresponde continuar con el programa de gobierno de Monsalvo.

El representante Eloy Quintero Romero es partidario de esto, según dijo, Ovalle Angarita fue escogido por la U, que es el partido de gobierno y por lo tanto hay una continuidad, “no hay nada en cuerpo ajeno, sino mire lo que ocurrió con Char (Alex) en Barranquilla que ratificó el 70% del gabinete, sino que los sectores que no han estado con él lo critican”, dijo Quintero.

Otros en cambio, sí creyeron en la palabra de Ovalle Angarita cuando dijo que sería independiente por lo que les sorprendió el gabinete que nombró, “pero me pareció hasta una falta de respeto para con el Mello (José Santos) Castro quien debió ponerle la banda y no Luis Alberto (Monsalvo) que nada tenía qué hacer ahí, porque su gobierno ya se terminó. Fue un mal mensaje”, consideró otro político que prefirió omitir su nombre.

Para este político en este gobierno todo será impuesto, prueba de eso es que las cosas están dadas para que el nuevo Contralor Departamental sea el exsecretario General de la Gobernación, César Cerchiario, quien estaría inhabilitado por no haber cumplido el tiempo para asumir un cargo público.

Según dijo, la familia Gnecco que cuenta con el senador José Alfredo Gnecco y el diputado Jorge ‘Popo’ Barros Gnecco fueron los gestores de la campaña de Ovalle Angarita, por lo que hoy con esto simplemente están reclamando unos espacios que se ganaron con esfuerzo, pues para nadie es un secreto que la misma exprimera Dama, Cielo Gnecco hizo campaña a favor del mandatario actual.

Le cumplió

El nuevo gobernador había anunciado que le daría participación a quienes estuvieron con él y en ese sentido le cumplió al congresista Alfredo Ape Cuello con el secretario de Gobierno, Delwin Jiménez; a Cristian Moreno Villamizar con la  secretaria de Deportes, Yenny Alcocer.

También le dio participación al sur del Cesar con Carlos Javier Toro, como asesor de Paz, quien fue candidato a la Alcaldía de Pailitas y aunque perdió, su apoyo fue clave para su campaña a la Gobernación del Cesar.

A los empresarios del chance les nombró a Gerardo Arzuaga, exalcalde de La Paz, en la Secretaría de Educación, cartera que en el gobierno pasado estuvo también en manos de ese sector.

A la familia Campo, a Carlos Eduardo Campo en la Secretaría de Agricultura.

En la coordinación de Cultura a Karen Lobo, hija del exalcalde de La Jagua de Ibirico, Didier Lobo.

En Política Social designó a Amanda Delgado, esposa del empresario del transporte, Reynaldo Carvajal.

Está esperando

Al que hasta ahora no le ha cumplido es al representante Eloy Quintero Romero, a quien le prometieron el Idrecc y la dirección del Fondo de Vivienda una vez se cree, pero por lo pronto no le han cumplido.

Ape tiene la mayoría en el Municipio

Por los lados de la Alcaldía de Valledupar por ser un gobierno contrario al anterior, todo el gabinete es nuevo y en su mayoría cuotas del congresista conservador Alfredo Ape Cuello.

Este líder político de quien se dice aspirará en 2018 al Senado, se quedó con varias carteras, pues éste fue el principal gestor de la campaña del alcalde Augusto Ramírez ‘Tuto’ Uhía.

El congresista se quedó con la Secretaría de Educación en cabeza de Luis Carlos Matute; Emdupar con Armando Cuello Daza; la Terminal de Transporte con José María Gutiérrez Baute e Indupal con Elmer Jiménez.
Al congresista Cristian Moreno Villamizar le cumplió entregándole la Secretaría de Salud con Claudia Margarita Zuleta.

A Eloy Quintero Romero le dio la Secretaría de Gobierno con Sandra Cujía y la Secretaría de Tránsito con Darío Zalabata.

Al constructor y exalcalde de Valledupar, Rubén ‘Ava’ Carvajal, quien fue clave en su campaña, le dio la Secretaría de Obras con Juan Pablo Morón, la Oficina Jurídica con Roberto Martínez Murgas y le prometió ProValledupar para Diana Carolina Molina (hija del exgobernador Hernando Molina).

Al sector del chace le nombró al gerente de Fonvisocial, Sergio Calderón Araújo.

El exrepresentante Juan Manuel Campo logró la Oficina de Planeación para Aníbal Quiroz Monsalvo.

Aprovechando la instalación del Concejo, el corporado Gabriel Muvdi le dijo que su discurso era muy bonito, pero en las administraciones muchos secretarios a veces no daban la talla y no los cambiaban por temor a no respetar las cuotas de algunos congresistas, por lo que lo invitó a que cuando un funcionario no diera la talla, le mantenga la cuota al político pero que cambie el nombre para que la corporación pueda hacer su trabajo y se pueda medir el ejercicio de cada secretario.

El gobierno de Franco Ovalle le cumplió a la Casa Gnecco al ratificarles varios de sus secretarios y asesores.