Procuraduría formuló cargos a funcionarios por caso de bebés muertos en Valledupar

A Carmen Sofía Daza Orozco, exsecretaria de Salud del Cesar, le fueron formulados dos cargos por la Procuraduría.

Al omitir o retardar injustificadamente el ejercicio de las funciones propias de sus cargos, permitiendo que se originara un riesgo grave o un deterioro de la salud humana, en el medio ambiente o los recursos naturales, la Procuraduría Regional del Cesar formuló pliego de cargos contra funcionarios y exfuncionarios de la Secretaría de Salud Departamental.

Carmen Sofía Daza Orozco, José Alberto Aroca Urrutia y Gladys Leonor Chinchía Vence, son investigados por el ente adscrito al Ministerio Público por supuesta negligencia en el seguimiento al caso registrado en la Clínica Laura Daniela de Valledupar, donde 16 neonatos fallecieron entre junio de 2016 y enero de 2017.

A Daza Orozco, quien para la época de los hechos era secretaria de Salud, la Procuraduría le impuso dos cargos: presuntamente omitir la ejecución de sus funciones “como era la suspensión del servicio farmacéutico y UCI neonatos de la Clínica Integral de Emergencias Laura Daniela S.A.”, ante los hechos detectados desde el 22 de noviembre de 2016; y también por supuestamente retardar “injustificadamente la función de dirigir, coordinar y vigilar el sector de la salud, encaminadas a que se revisaran y se realizara seguimiento a las condiciones de habilitación de la Clínica Laura Daniela –condiciones tecnológicas y científicas- indispensables para la prestación del servicio farmacéuticos y servicio de cuidado intensivo neonatal (…)“. E

stos hechos son considerados como “faltas gravísimas”, establecidas en el artículo 141 de la Ley 734 de 2002.

Mientras que a José Alberto Aroca Urrutia, líder de Inspección, Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud, le formularon cargos porque probablemente “omitió realizar seguimiento al cumplimiento de las normas reguladoras del sector de la salud y el sistema general de seguridad social en salud relacionadas con las condiciones de habilitación, medicamentos y dispositivos médicos (…)”. La falta fue calificada como gravísima.

Finalmente, Gladys Chinchía Vence en su condición de profesional universitario Área Salud, habría omitido “aplicar medidas sanitarias de seguridad como era el decomiso de medicamentos VC Medical o la clausura del establecimiento (…). Igual que en los dos casos anteriores, la falta se considera gravísima.

Hechos

Fueron 16 neonatos que después de pasar por la Unidad de Cuidados Intensivos de la Clínica Laura Daniela y al recibir el medicamento Survanta, fallecieron. El hecho quedó al descubierto para las autoridades desde la denuncia hecha por Abbvie Laboratories, el 15 de noviembre de 2016.

La denuncia que salió al público desde el domingo 17 de septiembre, a través del programa Séptimo Día y luego del seguimiento de los medios en Valledupar, ocasionó que otras personas buscaran explicación por la muerte de sus familiares, especialmente niños recién nacidos.

La Fiscalía adelanta la investigación gracias a la denuncia interpuesta por Adrián Hurtado Díaz, abogado del laboratorio que produce el surfactante en Chicago, Estados Unidos, y quien alertó sobre la falsificación del medicamento Survanta en Valledupar. Por estos hechos, la Superintendencia Nacional de Salud, mediante la Resolución 2672 de noviembre de 2017, impuso una sanción de $737.717.000 contra la IPS Clínica Integral Laura Daniela, tras identificar la ausencia de un procedimiento que garantizara la adquisición, distribución y suministro de los medicamentos Survanta y Synagis en condiciones de calidad y seguridad en su unidad de cuidados intensivos neonatales.