Procrear no siempre es tan sencillo para los hombres

Entre 30 y 40 por ciento de los casos el problema está en los testículos.

El próximo domingo se celebra el Día del Padre, una fecha que guarda especial relevancia para las familias en general, que agradecen y destacan la figura de quienes de manera común asumen una gran parte del liderazgo al interior de los hogares.

Aunque es visto de manera común que los hombres se conviertan en padres a distintas edades, se presentan muchos casos en los que lograr este propósito se convierte en algo complicado.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), un 40% de las parejas que desean concebir, y no lo consiguen, tienen problemas causados por el hombre.

De acuerdo con los especialistas hay muchos problemas físicos y de salud que pueden producir infertilidad, que es uno de los motivos que hacen que concebir se convierta en algo difícil. Del 30 al 40 por ciento de los casos el problema está en los testículos, que son las glándulas que producen espermatozoides y testosterona (la principal hormona sexual masculina).

Además que las infecciones como paperas, tratamientos para el cáncer como radiación o quimioterapia, lesiones o cirugías pueden producir daño en los testículos.

También, en muchas ocasiones puede presentarse dificultad en hombres que tienen alguna discapacidad, que deciden realizarse la vasectomía y luego quieren una reversión, que consumen esteroides para aumentar masa muscular y finalmente, como ya se mencionó, aquellos que han padecido o sobrellevan cáncer de testículo.

Para el doctor Eduardo Castro, especialista en fertilidad de Reprotec, los pacientes que presentan paraplejia o cuadriplejia tienen posibilidades de ser padres, aunque no puedan eyacular espontáneamente. Según Castro “en estos casos puede ser estimulada mediante impulsos vibratorios o eléctricos, aunque recientemente se han visto mejores resultados al recuperar los espermatozoides directamente del testículo mediante un procedimiento sencillo de punción”.

En cuanto a los hombres que han decidido frenar su capacidad de procrear y se han realizado la vasectomía, pero más adelante deciden ser padres, según las investigaciones de la Red de Salud Hormonal de la Sociedad de Endocrinología, tienen la posibilidad de revertir dicho procedimiento por medio de una cirugía en el 85% de los casos.

Con relación a quienes han hecho uso prolongado de los esteroides con el propósito de aumentar su masa muscular, con lo cual pueden provocar infertilidad debido al aumento de la concentración de la hormona testosterona, que tiene como consecuencia que el organismo decida paralizar la fabricación de los espermatozoides apenas nota el aumento de esta hormona, los expertos aseguran que es algo que se puede revertir. De acuerdo al proyecto español “Reproducción Asistida.ORG”, se necesita un mínimo de 2 meses para restituir la función testicular, eliminando el aporte externo de los esteroides.

En el caso de los pacientes que padecen algún tipo de cáncer testicular y que desean tener hijos, la mejor recomendación que hacen los profesionales consiste en guardar previamente al tratamiento, sea este quirúrgico, por quimioterapia o combinado, muestras de semen para su futura utilización en caso de ser necesario.

Daniela Rincones Julio / EL PILÓN
daniela.rincones@elpilon.com.co