EL PILÓN y el pacto por la memoria histórica

El Centro Nacional de Memoria Histórica organizó un importante evento en Bogotá, el pasado jueves 30 de noviembre, con el fin de firmar un gran Pacto por la Memoria, suscrito por varias organizaciones y personas que, desde hace tiempo, vienen trabajando para ayudar a que los colombianos no oliven lo que fueron estos años y décadas de conflicto armado, en virtud del cual ocurrieron tantas atrocidades.

Es necesario recordar que el Centro Nacional de Memoria Histórica es un organismo gubernamental adscrito al Departamento Administrativo para la Prosperidad Social, que tiene la importante misión de reunir y recuperar todo el material documental y testimonial oral o en cualquier otro soporte, relativo a las violaciones de los derechos humanos, incluyendo el despojo de tierras, que vivió el país en las últimas décadas en desarrollo de este conflicto armado.

La idea es documentarlo como proceso histórico, poner ese material a disposición del público para recuperar nuestra memoria histórica y evitar que toda esa parte trágica de nuestra historia se vuelva a repetir.

Ese Pacto por la Memoria busca concretar ese gran objetivo del Centro Nacional de Memoria Histórica, de recuperar todo ese material, custodiarlo y conversarlo, incluyendo un repositorio en organizaciones internacionales, inclusive en el exterior, para que los colombianos de hoy y las próximas generaciones no olviden lo que ha sido la parte violenta de nuestra historia política y social. Al Pacto se han vinculado distintas organizaciones no gubernamentales, como la Fundación País Libre y el Codess, la Universidad de Antioquia y medios de comunicación como El Espectador y el diario EL PILÓN de Valledupar, entre otras organizaciones y personas que son conscientes de la trascendencia que tiene la labor del CNMH y en particular la importancia de este proceso.

Se trata de archivos personales, oficiales, de organizaciones no gubernamentales, archivos periodístico (noticias, crónicas, entrevistas, reportajes, entre otros géneros), que denuncian las innumerables masacres, secuestros, desplazamiento forzado, asesinatos, violaciones, torturas y extorsiones, entre otras conductas, que padecieron varias regiones de Colombia en desarrollo de ese conflicto armado que vivimos y que algunos, todavía hoy, quieren ocultar e ignorar.

El diario EL PILÓN, que cuenta con un archivo muy valioso que cuenta esa historia en el Cesar y de toda esta zona de la Costa Caribe, desde hace varios años viene colaborando con el Centro Nacional de Memoria Histórica, firmó ese importante Pacto Por la Memoria.

Somos conscientes de la importancia de lo que ha sido la gravedad de la violencia en el Cesar, que las ha padecido todas: la violencia de la guerrilla, posteriormente la violencia paramilitar, la del narcotráfico y también la de algunos servidores y organismos del Estado implicados en hechos de violación de los derechos humanos.

El nuestro es un archivo que guarda la historia de estos fenómenos en el Cesar durante los últimos 24 años y que ha estado a disposición de todo el público, pero principalmente de la Justicia, de los familiares de las víctimas y de otros medios de comunicación, y de organismos como el Centro de Memoria Histórica, como una manera de contribuir a que estos hechos no se vuelvan a presentar en Colombia y en nuestra región y que superemos, pero no olvidemos, estas tristes páginas de nuestra historia y –entre todos- luchemos para evitar que se vuelvan a repetir.

Bienvenido el Pacto por la Memoria y que este sea un antídoto para no olvidar esa parte de nuestra historia nacional y regional.