Padre e hijo heridos al frustrar atraco en Los Mayales

El delincuente cuando lo ingresaban al hospital Rosario Pumarejo de López.

En un acto de valentía y de solidaridad con una de las vecinas que era objeto de un atraco a mano armada en su propia residencia, un padre y su hijo fueron baleados por el delincuente al tratar de frustrar el ilícito.

El atracador fue apresado por la comunidad, que le propinó una paliza y le quemaron la motocicleta en la que pretendía huir.

El reporte de las autoridades precisa que los lesionados responden a los nombres de Andrés David Villamizar Martínez, de 32 años de edad, y su progenitor Jairo Pallares García, de 63 años de edad, quienes se enfrentaron al ladrón cuando trataba de salir de la vivienda de la vecina. El sujeto se llevaba en una bolsa plástica gran cantidad de monedas de una alcancía que rompió, al no encontrar el dinero que, según el delincuente, la mujer había retirado de una entidad bancaria; no obstante, que regresaba a su hogar después de haber cumplido una cita médica por algunos quebrantos de salud que venía padeciendo.

En medio de los gritos y voces de auxilio, el resto de los vecinos y transeúntes se unieron y lograron tumbar de la motocicleta al frustrado atracador, que después de la paliza fue trasladado al Hospital Rosario Pumarejo de López, donde fue valorado por los médicos.

Los agentes de la Policía intervinieron para que la turba no linchara al asaltante, tras ser atacado a puñetazos, patadas, con casco protector de motociclista, piedra y otros elementos contundentes.

En la escena del delito también se encontraba el compañero del delincuente que llegó en otra motocicleta, el cual se quedó afuera del inmueble esperando el resultado del atraco, pero al notar que los vecinos salieron en defensa de la mujer, aceleró la motocicleta y emprendió la huida, dejando abandonado a su compañero de faena criminal.

Cronología de los hechos

El caso se registró en horas de la tarde del pasado sábado en el barrio Los Mayales, localizado en el sur oriente de Valledupar, donde reside la mujer, hasta donde los dos delincuentes, cada uno en motocicleta, la siguieron. La víctima se movilizaba en un taxi junto a dos menores de edad y al llegar a su casa, la cual tiene reja protectora, ingresó a la misma sin poner seguro, lo que fue aprovechado por uno de ellos para irrumpir y encañonar a todos los residentes, entre ellos cuatro menores de edad, para que hiciera entrega de una supuesta suma de dinero que había retirado del banco en el centro de la ciudad.

“Pilas la plata, entregue la plata ya, o los levanto a tiros a todos”. ¿Cuál plata?, replicaba la mujer, “aquí no tenemos dinero, lo único que tenemos aquí son dos alcancías con monedas, si quiere lléveselas y no nos haga daño”. Sin pensarlo dos veces, el frustrado asaltante rompió las alcancías, recogió las monedas y las metió en una bolsa plástica, pero los vecinos ya estaban afuera esperando que saliera.

Ante la arremetida, el delincuente comenzó a disparar e impactó a padre e hijo, pero fue reducido por la comunidad y no logró llevarse las monedas de 500 y de mil pesos depositadas en las alcancías.

Para hoy en horas de la mañana, es muy posible que al sujeto le legalicen la captura, le imputen cargos y le dicten medida de aseguramiento en audiencia pública, que podría ser en la misma habitación del hospital donde se recupera.

 

Por Abdel Martínez Pérez /EL PILÓN