Nuestro Cuerpo de Bomberos y otras cositas

No sé en qué ha quedado el despelote, intriga o pelotera que había en esta entidad, ojalá se hubiese normalizado. Esta entidad ha venido en crisis por muchos factores conocidos por ustedes y que no voy a analizar en el momento, pero si hay alguna instalación a la cual le exige cada día más generosidad y sacrificio la sociedad, es a nuestro Cuerpo de Bomberos, entonces démosle nuestro apoyo.

Las llamadas se multiplican, a medida que nuestra ciudad crece, sus servicios se hacen más imprescindibles. Unas veces serán los descuidos de la gente los que reclaman su presencia, otras veces las condiciones climatéricas, otra los accidentes, etc., pero el bombero ya se ha vuelto un elemento indispensable en todas las condiciones y pueblos. Todo esto exige en él mayor capacidad física, intelectual, psíquica y moral. De otra forma, fracasará él, y sus actos repercutirán en el cuerpo bomberil y por ende en la sociedad entera muchas son las actividades del bombero debe desarrollar.

Repasemos los principales: incendios, corto circuitos, explosiones, reconocimientos, emergencias, rescates, inundaciones, prevención y las especiales. Esta gama tan variada de servicios requiere dos exigencias: Primera: una abundancia de material con el cual se puede trabajar tal como bombas de altas y baja presión, mangueras, extintores químicos, escaleras, cables resucitadores y naturalmente, unas buenas máquinas de extinción. Así, el rendimiento es mejor y mayor.

Segunda: aquellas que tiene relación con sus actividades: Electricaribe, Emdupar, Secretaría de Obras, Fuerza Pública, Policía o Ejército, la Cruz Roja, Gases del Caribe, las inspecciones de policía, prensa, radio y televisión. Pregunto: ¿Será que todo esto se está cumpliendo? La palabra la tiene el director.

El Cuerpo de Bomberos como se nota no es una institución demasiado sencilla sino muy compleja, ya que sus actividades son múltiples y variadas. Considero que para lograr algunas metas la institución bomberil debe desarrollar un plan consiente de prevención y de esta manera poder crear así una “mentalidad preventiva” para todos los movimientos del ser humano en el hogar, calle, transporte, comercio, industria, pues la experiencia y el buen razonamiento nos indican que “más vale prevenir que lamentar”.

Por eso este Cuerpo de Bomberos de Valledupar como toda empresa bien planeada y organizada debe recibir nuestro apoyo y respaldo, a fin de que pueda desarrollar eficientemente la labor exigida por la sociedad para su protección y tranquilidad.

Y como es mi costumbre, tratare otras cositas: He venido observando que los agentes de tránsito (azules) y que por cierto son muy pocos para la ciudad, sus uniformes son viejos, rotos, tanto la camisa y pantalones están destruidos, no tienen botas, no tienen moto cómo transportarse. Sería bueno darles sus buenos uniformes, de lo contrario van a ser tratados como visten. Sería bueno que los funcionarios públicos lean El Pilón para que se enteren de todas las recomendaciones que se le dan. Los columnistas, Don Pilo y el periódico están cansados de informarles todas las anomalías de la ciudad. A sus jefes de prensa que los tengan enterados. Es por su bien y el de la ciudad.