No han encontrado cuerpo de quinceañera ahogada en el río Guatapurí

Los organismos de socorro adelantan desde el jueves labores de rescate del cuerpo de Valentina Valbuena en el balneario Hurtado. Foto Joaquín Ramírez.

Ayer fueron infructuosos los esfuerzos de los buzos del Cuerpo de Bomberos de Valledupar que tratan de recuperar el cadáver de Valentina Valbuena Pérez, de 15 años de edad, quien fue arrastrada por la corriente el pasado jueves en la tarde.

Las labores de rescate, están concentradas debajo del puente del balneario Hurtado, donde presumen los rescatistas que se encuentre atrapado el cuerpo, debido a las gigantescas que forman cavernas en el fondo del río.

Luego de la intensa búsqueda, hacia las 4:00 de la tarde de ayer, viernes, los socorristas debieron suspender sus labores por la turbiedad del agua y el peligro que representa el trabajo de buceo con las fuertes corrientes.

El comandante del cuerpo de bomberos voluntarios de Valledupar, capitán Óscar Lúquez explicó que la búsqueda también fue suspendida por porque los diez buzos encargados del rescate, ya están saturados de nitrógeno, “llegaron al máximo que el cuerpo les permite y no se puede arriesgar otra vida. Ellos hicieron varias inmersiones, pero los resultados no fueron favorables. A las 6:00 a.m. de este sábado vamos a reanudar la búsqueda río abajo y debajo del puente, para ver si logramos rescatarla”, precisó.

“Ella trató de auxiliar a una amiga y la arrastró la corriente”

María Fernanda Vergara, suegra de la joven, tras lamentar lo sucedido, precisó que la joven salió de su casa con unos amigos para el río, pero solo a observar, “no se iban a bañar, que solo se dedicarían a caminar, e inclusive no llevaron ropa para meterse al agua, porque no sabía nadar”.

Además explicó que una de las menores que estaba con Valentina cayó primero el agua y ella intentó rescatarla. “Ella no caminó ni siquiera un metro, cuando se sumergió y como la corriente era tan fuerte, se la estaba llevando. Entonces Valentina se lanzó al agua para auxiliarla, se agarra de unas piedras, pero perdió el control y fue arrastrada por la corriente, la envolvió el remolino y se la ‘tragó’, no volvió a salir a flote. A la otra niña si la salvó un señor con una rama”, relató.

Ante esta tragedia, el enlace municipal de la Oficina d Gestión del Riesgo, Omar Quintero, recordó que en el balneario Hurtado hay zonas peligrosas por la gran profundidad del afluente.
“Se le avisa a la comunidad en general que tengan mucha precaución, sino conocen el balneario eviten estas zonas donde está una profundidad de más de 10 metros”, advirtió el funcionario que ayer acompañaba las labores de búsqueda.

Por Abdel Martínez Pérez /EL PILÓN