Murió estudiante en Troncal del Caribe

Erlys Castro Ramírez, muerta en accidente de tránsito al colisionar de frente la motocicleta donde viajaba como parrillera. Foto cortesía.

Una estudiante de bachillerato pereció y su acompañante resultó gravemente herido al colisionar de frente la motocicleta en la que se desplazaban contra un vehículo campero, marca Mitsubishi, de placas HZE-753, color azul, cuyas causas son investigadas por las autoridades de tránsito en el departamento de La Guajira.

La víctima identificada como Erlys Castro Ramírez, de 16 años, quien cursaba décimo grado en un plantel educativo oficial del corregimiento de Palomino, La Guajira, viajaba como parrillera.

Debido al fuerte impacto sufrió trauma craneoencefálico severo y contusiones en otras partes del cuerpo que determinaron su muerte, de acuerdo con el reporte entregado por las autoridades viales.

El percance vial se produjo en un tramo de la Troncal del Caribe en el corregimiento de Palomino, en jurisdicción del municipio de Riohacha, en donde sobrevivió el conductor de la motocicleta, Willington Padilla, de 30 años, quien recibe atención médica en uno de los centros asistenciales de la región.

Una vez se produjo la colisión, varias personas que pasaban por el sitio del accidente auxiliaron a la adolescente, trasladándola al puesto de salud de Palomino y ante la gravedad de las lesiones, los médicos la remitieron al hospital del municipio de Dibulla, donde se produjo su deceso.

Las dos personas habían salido a comprar una pintura en una de las ferreterías de la población, cuando se produjo el percance con el saldo fatal, toda vez que el conductor de la motocicleta al parecer trató de hacer una maniobra, perdió el equilibrio, invadió el carril y se encontró de frente con el automotor.

Ambos ocupantes de la motocicleta cayeron sobre el vidrio panorámico delantero del carro.
El conductor del vehículo campero, cuya identidad no fue suministrada, se entregó voluntariamente ante las autoridades del sector, mientras avanzan las investigaciones para establecer responsabilidades.

Por Abdel Martínez Pérez /EL PILÓN