Murió cazador al caerle una roca en la cabeza

Después de una tediosa labor, varios campesinos lograron mover la roca que le había caído al cazador. Foto referencia.

Un cazador murió al caerle una gigantesca roca que se desprendió cuando trataba de sacar un ñeque (agutí centroamericano, animal de monte muy apetecido por su carne) de una cueva, en predios de la finca La Esperanza, ubicada en la vereda La Caldera, corregimiento de Ayacucho, jurisdicción del municipio de la Gloria, sur del Cesar.

El reporte de las autoridades precisa que la infortunada víctima respondía al nombre de Eider Rangel Chinchilla, de 30 años de edad, quien recibió un trauma craneoencefálico que le causó la muerte de forma inmediata.

El caso se registró a las 5:30 de la tarde del sábado anterior, pero el cadáver fue trasladado hacia el corregimiento de La Mata horas después, donde las autoridades se encargaron los estudios forenses.

Con el cazador, se encontraban dos menores de edad, quienes no pudieron hacer nada por salvarlo, pero regresaron a la finca para avisar a los demás trabajadores sobre el suceso y así poder evacuar el cadáver.

Por Abdel Martínez Pérez