Mujer celosa lo quemó con agua hirviendo

José Teobaldo Casado Daza, en una de las camillas de la sala de recuperación del Hospital Rosario Pumarejo de López de Valledupar.

Quemaduras de primer y segundo grado en sus extremidades inferiores y otras partes del cuerpo, sufrió un llantero al caerle una olla de agua hirviendo que le lanzó su compañera sentimental mientras dormía una borrachera en la sala de su casa, al parecer por celos.

El lesionado responde al nombre de José Teobaldo Casado Daza, de 49 años de edad, natural de Tamalameque, Cesar y residente en El Cruce de Chiriguaná, donde se registró el caso en la mañana del pasado domingo. “Yo llevo un mes de estar viviendo con mi mujer y parece que se llenó de celos porque yo estaba departiendo con unas amigas y amigos. Cuando llegué a mi casa ella me dijo que me fuera de la casa, porque no iba a seguir viviendo conmigo. Entonces le respondí que no había problemas, que me sacara la ropa y me iba sin ningún problema. Ella se alejó un poco, al parecer esperando que hirviera bien el agua y cuando sentí fue el caliente en el cuerpo y salí corriendo hacia la carretera”.

Explicó que un amigo lo auxilió y en una motocicleta lo trasladó hasta el Hospital San Andrés de Chiriguaná, donde lo estabilizaron y remitieron hasta el Rosario Pumarejo de Valledupar. Casado Daza dudó en denunciar penalmente su mujer al ser consultado por EL PILÓN, al igual que si volvía o no con ella. Ayer en horas de la mañana estaba a la espera del médico cirujano plástico para una posible intervención quirúrgica, ante la gravedad de las quemaduras con agua hirviendo.

Por Abdel Martínez Pérez/ EL PILÓN
abdel.martinez@elpilon.com.co