Medicina naturista, otra opción que están tomando los pacientes

Para algunas personas la medicina alternativa es ineficaz, insegura y aficionada. Archivo/EL

El poder sanador de las plantas es la premisa principal de las tiendas naturistas que cada vez se incrementan más en Valledupar. De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud Departamental, en la actualidad hay registrados 47 establecimientos de este tipo, pero se estima que el número es mayor por el creciente es mayor por el crecimiento mercado de los productos farmacéuticos naturales.

Los que están a favor de la medicina alternativa o natural aseguran que las plantas o productos elaborados a partir de estas son los únicos que curan realmente las diferentes enfermedades que aquejan a las personas sin generar efectos secundarios, mientras que los que defienden la medicina convencional argumentan que esta es la única que cuenta con pruebas científicas que dan fe de su efectividad.

El botánico, médico naturista y homeópata, Elio Fuentes, manifestó que las plantas son recomendadas porque no contienen químicos. “Las medicinas convencionales curan una enfermedad, pero desarrollan otra; mientras que las plantas no tienen ese efecto. Yo utilizo todas las plantas que están en la madre naturaleza. Las enfermedades que más llegan a mi consultorio son: cáncer de seno, hemorroide, próstata, esterilidad, diabetes, entre otras. Lo que le podría asegurar sin miedo a equivocarme, basado en mis 60 años de ejercicio profesional, es que todas las enfermedades se curan si tienen un tratamiento a tiempo”, aseguró.

Por su parte, el asesor en medicina naturista y director de la tienda Vital, Oscar Rangel, recomienda la medicina natural porque es benéfica y porque actúa en el organismo sin dejar efectos colaterales o efectos secundarios. “Una planta, una fruta o una verdura y sus principios activos benefician no solo a un órgano sino a varios órganos. La caléndula, por ejemplo, es desinflamatoria, cicatrizante y antibiótico natural; a la vez que beneficia el estómago, lo hace con el colón, puede ayudar para problemas de gastritis, ulceras, reflujos, estreñimiento y del colón”, sustentó.

Otro impulsor de la medicina alternativa es Javier Triana, quien es asesor de la tienda BioSaludable, quien aseguró que “la medicina natural es mejor que la convencional porque trae mejores resultados sin necesidad de perjudicar diferentes órganos. La medicina tradicional alivia, pero la medicina natural cura. Lo que más solicitan los clientes son productos para el cansancio, agotamiento (que se cura con Ginseng y Ginkgo Biloba, que son multivitamínicos) y circulación (que se cura con Castaño de Indias y Ginkgo Biloba, que son vasos dilatadores, que oxigenan la sangre)”.

Agregó que a su tienda acuden personas de todo tipo de edad, pero especialmente personas mayores de 40 años, que cansados de la medicina convencional y no han tenido buenos resultados prueban la medicina natural como segunda opción, la cual les sirve a sus dolencias o afectaciones de salud.

Brenda Puertas Patiño, una vendedora ambulantes de jugos a base de plantas, manifestó que a diario vende entre dos a tres litros de jugos a base de plantas medicinales, siendo los más solicitados: el de cristal de sábila endulzado con stevia, boldo, té colón, flor de Jamaica, chía y caléndula. “Las personas cada vez son más conscientes de la importancia de cuidar su organismo, por lo que prefieren tomar estos jugos en vez de ingerir pastillas que a largo plazo intoxican su cuerpo. Mis clientes por lo general son adultos mayores enfermos de colón, gastritis y reflujos, aunque los jóvenes también están incursionando a este modo de vida natural”, señaló.

Controles

Frente a esta temática, el jefe de Vigilancia y Control de la Secretaría de Salud Departamental, Jorge Juan Orozco, dijo que adelantan un proceso de visita a todas las tiendas naturistas existentes en Valledupar, el cual comenzó la semana pasada y se tiene previsto que dure una semana más, con lo cual tendrán claridad de cómo está el panorama de este sector de la medicina.

“Tenemos una lista de 47 establecimientos en Valledupar, mañana me dan el dato del Cesar. Aunque no se presentan quejas contra estos establecimientos, estamos haciendo un censo en vista de que hay tanta proliferación de estas tiendas, que deben regirse bajos parámetros del Ministerio de Salud. Lo que estamos haciendo es una revisión, una búsqueda activa de los que están legalmente constituidos y los que no, para generar las medidas que haya lugar”, sustentó.

De acuerdo con Orozco, la norma permite la medicina natural, pero los establecimientos que la expenden tienen unos procesos que son sujetos de vigilancia, inspección y control, argumentando que “como médico me inclino más a la medicina occidental y de las medicinas de laboratorio con moléculas originales; no tengo ningún curso de medicina natural, por lo que sería irresponsable de mi parte recetar cosas que yo no conozco. Sin embargo, no desconozco que existen tratamientos exitosos con la medicina natural, pero eso es lo que tenemos que vigilar, que sean medicamentos de calidad, que sean reconocidos por el Invima y que tengan todas sus pruebas científicas para ser usados por los seres humanos”.

Estos medicamentos tienen el riesgo que son de fácil falsificación, por eso la Secretaría de Salud Departamental recomienda que si los van a utilizar acudan a las farmacias que están autorizadas por el Ministerio y la Secretaría de Salud Departamental. “Los más confiables son los de almacenes de cadena, que no permiten ilegalidades ni contrabando, lo que da seguridad, pero hay otros centros naturistas que también están legalmente constituidos”, subrayó el funcionario.

Sus ventajas y desventajas

-Tratamiento cuerpo-mente: el tratamiento en la medicina alternativa toma en cuenta tanto a la enfermedad como al tipo de persona que la padece, enfocándose en la sanación del cuerpo y de la mente, a través de un enfoque holístico total

-Atención personalizada: debido a que se trata todo el cuerpo, se dedica mucho tiempo para la atención de una sola persona, creándose un vínculo de confianza entre paciente y terapeuta.

-Prevención: se tratan tanto a las personas con enfermedad como a aquellas que deseen mantener el equilibrio en su salud.

Algunas desventajas son:

-Poca investigación científica: al ser una “nueva tendencia” existen pocos reportes con aval científico que pueden destacar las bondades de la medicina alternativa; apenas están comenzando los estudios formales, así que no existe mucha información médica al respecto.

-Comercialización: algunas personas pueden aprovecharse de ciertas palabras comunes como “natural” o “seguro” para promocionar remedios que nada tienen que ver con la medicina natural real, por lo que sea crea mala fama en el entorno.

Como los productos naturales los falsifican con facilidad, los expertos de la salud recomiendan buscar puntos confiables donde manejen laboratorios que tengan su registro sanitario y todos los requerimientos legales.

Las terapias alternativas tienden a no mirar la enfermedad, sino a buscar la salud a través del equilibrio en el cuerpo. El cuerpo revela una relación entre los síntomas y la enfermedad, la cual es medida y tratada por la medicina occidental o tradicional.

¿Usted por qué prefiere la medicina alternativa?

Ángel Martínez.

“Todo el mundo debería inclinarse por la medicina natural porque es la que realmente cura las enfermedades. Yo doy fe que son buenas porque antes se me dormían los brazos y sufría de los riñones, lo cual combatí con plantas y remedios naturales”.

Ordelis Beatriz Martínez.

“Lo natural siempre será mejor que lo que contiene químicos porque es menos dañino para el cuerpo. Procuro comprar productos que provengan de plantas; es una manera de cuidar mi salud”.

Luz Marina Orrego.

“Son mejores para la salud. Yo sufro de hipertensión y las únicas pastillas que tomo son para esta enfermedad, de resto prefiero las plantas para curar cualquier malestar porque los medicamentos comunes terminan afectando algún órgano”.

German Ardila.

“La medicina natural es mucho mejor que la que expenden en farmacias porque alivian de raíz la enfermedad y no tienen efectos secundarios. Creo que por eso era que nuestros abuelos y bisabuelos se enfermaban menos que nosotros, puesto que ellos todo lo curaban con plantas”.

Annelise Barriga Ramírez/EL PILÓN